martes, 2 de abril de 2013

PÁLIDO Y OSCURO


Dura derrota en Brasil por Copa Libertadores. Palmeiras 2 Tigre 0. Caio y Charles para los locales. Caída libre que no tiene fin para los de Gorosito.

Pálida presentación del Matador en el estadio Pacaembú. Oscuro el panorama en América, incierto en el torneo local. ¿Qué es lo que falta para despegar? Hace rato que los hinchas se vienen haciendo esa pregunta.

La cosa es fácil, antes del inicio del torneo, se sabía que el gran déficit del equipo había sido el aspecto ofensivo. ¿Se reforzaron esas líneas? No… ¿Se probó el material de las inferiores? Si… Pero gente… Cualquiera con dos dedos de frente, se da cuenta que para una triple competencia, se  necesita un plantel con experiencia, con jugadores de peso. Los pibes ganan partidos, los grandes campeonatos. Lamentablemente es así. Muchos se habrán hecho la pregunta ¿Si, ahora que clasificamos a la Copa Libertadores, vamos a traer a un “9” que la meta, de clase internacional? Seguro, miles se lo preguntaron… ¿Qué trajo Tigre? Un buen volante como Peñalba, y un mediocampista por izquierda (Puesto en el ya estaban Leone y  Cisterna) como Rusculleda. Saquen sus propias conclusiones. De los tres torneos, quedamos afuera de la Copa Argentina con un rival del Torneo Argentino A, sin desmerecer el gran trabajo de Juventud Antoniana. En la Copa Libertadores dependemos de 2 triunfos y de resultados ajenos. Y en el Torneo Final, levantamos a los muertos...

Lo de hoy no sorprendió, si bien Palmeiras está en la B, no deja de ser un equipo brasileño, con todo lo que eso significa. Casi ni se despeinaron para derrotar a un flojísimo conjunto de Victoria. La visita sólo se ánimo en el segundo tiempo, y en escasas oportunidades con Botta y Galmarini. Es resto fue todo de  “Verdao”.

La defensa tigrense tuvo una de sus peores noches. En el primer gol se perdió el balón en la salida y 1-0. En el segundo, clavados en el césped, observando como la pelota besaba la red. Nada que hacer…

Lo único que queda es  volver al triunfo ante Atlético Rafaela, para no andar penando nuevamente con los promedios. Jugar la Copa más importante del Continente es hermoso, pero así no…