lunes, 22 de abril de 2013

FUERA MUFA




Tigre cortó la mala racha en el Torneo Final. Derrotó a Argentinos Juniors por la mínima diferencia. El gol lo convirtió Leandro Leguizamón. Triunfo que se necesitaba, para no estancarse en el campeonato local.

Nada mejor que ganarlo en la agonía, cuando parecía que el encuentro terminaba en cero. Tigre fue el que más busco en el segundo tiempo y se quedó con 3 puntos que eran una necesidad. Los dirigidos por Ricardo Caruso Lombardi, realizaron todo el desgaste en la etapa inicial, pero no lograron concretar y eso lo pagaron en el complemento.

El Matador no jugó bien en los primeros 45 minutos, le cedió el balón a los de la Paternal, que complicaron con la velocidad de Villalba y la potencia física de Anangonó. Para fortuna del dueño de casa, a los delanteros colorados les faltó puntería.

Parecía que el partido se complicaba con la expulsión de Ezequiel Maggiolo. El delantero se excedió con las protestas, luego de un golpe que le propinó Anibal Matellán. El árbitro Rapallini le mostró la roja. No obstante, Matías Laba emparejó las cosas, yendo muy duro en la marca ante Gastón Díaz. Por supuesto, a las duchas antes de tiempo.

Tras el descanso, Néstor Gorosito movió el banco. Puso a Diego Cisterna por Nico Martínez y retrasó a Leone. Cisterna no tuvo un buen partido, no logró entrar en el juego y no acertó en los pases. El que si acertó fue el DT, sacando a Ruben Botta, de bajo nivel y poniendo a Leguizamón. El delantero, mostró todo su olfato goleador, estuvo en el momento indicado para empujar a la red, un rebote que dejó el arquero Luis Ojeda tras un remate de Galmarini.

Fue lo más saliente de la etapa complementaria. Los de Caruso Lombardi sólo inquietaron con un pelotazo esquinado que salvó Javier García. El Matador, manejo mejor la pelota con Pérez García a la cabeza, y con la tranquilidad de Peñalba. La defensa fue de menor a mayor, eso es lo que da más tranquilidad.

Este resultado le viene bien a los de la Zona Norte, que venían de cuatro derrotas al hilo por el torneo doméstico. Ahora a descansar y a pensar en el partido del martes que viene ante Olimpia por la Copa.