jueves, 28 de febrero de 2013

SEMANA NEGRA




Nueva caída de Tigre por la Copa Libertadores. Fue 2-0 ante Sporting Cristal en Perú. Renso Sheput y Carlos Lobatón le dieron los goles al Cervecero. Tigre está último en el grupo. Damián Albil fue expulsado sobre el final.

Los dueños de casa dominaron el partido de principio a fin. Si no fuera por las intervenciones de Albil y la ineficacia de los delanteros incaicos, el partido hubiera terminado con un resultado más abultado.

Tigre perdió la brújula, no tiene identidad de juego. Sólo apareció en el partido con los ingresos de Ruben Botta y Agustín Torassa en el segundo tiempo. Ellos le dieron un poco de velocidad de mitad de cancha hacia adelante. Las más claras para el Matador fueron un remate de Cisterna en inmejorable posición adentro del área, y otra situación con Botta desde el sector derecho, con un remate que pegó en la parte externa de la red. Lo de más fue todo para el local.

Los dirigidos por Mosquera, aprovecharon la velocidad de los laterales para atacar por las bandas. Sin embargo el primer gol del partido, llegó tras un exquisito tiro libre de Sheput. Albil nada pudo hacer.

Ya en la etapa final, con los de Gorosito parados unos metros más en el terreno, llegó el segundo grito. El arquero que venía siendo figura, calculó mal en un centro, el rebote le quedó servido a Lobatón, que sin problemas pateó al arco vacío. 2-0.

El resto fueron ataques peruano que encontraban mal parada a la última línea tigrense. Damián Albil tapó todo lo que pudo, hasta que en un mano a mano se fue expulsado. Nicolás Martínez debió reemplazarlo, porque el DT había realizado todas las modificaciones. El defensor devenido en arquero, no tuvo sobresaltos. La historia ya estaba sellada.

Tigre deberá pensar en el torneo local, se viene All Boys en Victoria. Ese encuentro será a puertas cerradas, por los hechos de violencia ocurridos el fin de semana pasado entre dos grupos de barras bravas, los cuales dejaron el saldo de un fallecido.