domingo, 3 de marzo de 2013

HÉROE DEL SILENCIO




Tigre venció a All Boys por 2 a 1 y logró su segundo triunfo en el torneo. Pérez García un ex “Albo”, anotó los dos goles. Montoya había empatado transitoriamente. El encuentro se jugó a puertas cerradas en Victoria. Matías Escobar fue expulsado.

SILENCIO, SOLEDAD y TRISTEZA, fue lo vivido en las tribunas vacías del José Dellagiovanna. Los violentos lograron esto, que el encuentro entre el Matador y los de Floresta, se juegue sin público. Siempre pagan los verdaderos hinchas, en esta guerra contra las barras bravas.

En la cancha hubo un partido bastante parejo, con situaciones para los dos lados, pero donde Tigre fue más efectivo y consiguió cortar una mala racha contra All Boys en Primera.

La ley del ex por duplicado. Matías Pérez García, primero con un penal al medio y luego con un cabezazo fue el goleador, dejando el empate de Montoya (con complicidad de Damián Albil) tan sólo en una anécdota.

El 10 del equipo local fue la figura de la cancha, también tuvo un partido interesante Sebastián Rusculleda. Lucas Orban fue una muralla en la defensa, como siempre. El lateral sigue demostrando que tiene condiciones para estar en la Selección Nacional. Matías Escobar, quien había entrado en el segundo tiempo, vio la roja y se fue a las, duchas casi sin tocar la pelota. En líneas generales, todo el equipo realizó una gran tarea. Por suerte a Ruben Botta no se lo extrañó.

Los 3 puntos fueron un alivio para un semana de terror para los de la Zona Norte. Ahora habrá que jugar ante Palmeiras otra vez en el Coliseo por la Copa Libertadores. De no obtener un buen resultado, podría despedirse sin pena ni gloria, del certamen más importante del continente.