miércoles, 30 de abril de 2014

SIRVE EL PUNTO



Tigre empató 0-0 en el sur frente a Lanús. El conjunto de Fabián Alegre fue superior, pero no logró vulnerar a Agustín Marchesín. Gastón Díaz vio la roja. Joaquín Arzura y Javier García también se pierden el duelo ante Belgrano por acumulación de tarjetas amarillas.

¿Es valioso el empate en la cancha de Lanús? Si lo vemos por el lado de que fue de visitante, ante un equipo que siempre nos cuesta, que si ganaba se prendía en la lucha por el título, que tienen un plantel competitivo, creo que si, es valioso. Ahora, si lo tomamos pensando en que el Matador está cerca de la zona de descenso, que tuvo las opciones más claras, que el Granate casi ni pateó al arco, bueno… Con esos criterios, la igualdad les dejó un gusto agridulce a todos en la Zona Norte.

Al fin y al cabo se sumó, eso es lo importante en esta encarnizada lucha por mantener la categoría. Los locales tuvieron más tiempo el balón en su poder, pero que importa la posesión. En el fútbol hay que meter la pelotita adentro del arco, tenerla no te garantiza nada. Y Lanús fue eso, un manojo de insinuaciones que no llegaron a inquietar a Javier García.

Tigre arriesgó más, pero siempre se encontró con Marchesín. Las más claras en la primera etapa, lo tuvieron como protagonista a Kevin Itabel. La primera al inicio del juego, cuando envío un centro que casi sorprende al arquero. La segunda, una gran salvada del guardameta al córner, tras un remate desde afuera del área. Eso fue lo único rescatable del PT.

En el complemento, los de Alegre siguieron buscando, Pérez García, Wilchez, Nahuelpán, faltó siempre el último toque a la red. El peor momento para la visita fue tras la “¿Infantil?” “¿Injusta?” expulsión de Gastón Díaz. La verdad es que somos “muy tontos”, o nos meten siempre “la mano en el bolsillo”, o las dos cosas, no sabría decirlo a ciencia cierta. Lo que si puedo decir es que de un tiro libre a favor de Tigre, terminamos con un jugador menos. De no creer. Pero en fin, volviendo al tema, fue el momento más complicado, porque los locales se dieron cuenta que podrían llevarse el triunfo. El DT tigrense resignó la victoria e intentó asegurarse el empate, por eso saca a Pérez García y pone a Ignacio Fideleff para acomodar la línea de fondo. El Matador cerró el partido. 0-0 y final.

Buen trabajo de los defensores, con Nacho Canuto a la cabeza y con Erik Godoy cubriendo los baches. Gabriel Peñalba fue el mejor en el mediocampo, junto a Arzura controlaron bien, y no dejaron que los jugadores de buen pie pateen de afuera. Wilchez-Pérez García-Itabel, linda formula, prácticamente inamovible en estos momentos. Nahuelpán colaboró mucho, Pablo Vitti ingresó, aunque demostró que todavía le falta. El delantero no pudo aguantar la redonda ni una sola vez,  cuando había que hacer correr los minutos.

El punto será valioso si Tigre gana en casa ante Belgrano de Córdoba. Esa final es fundamental, ya que luego viene la finalísima del mundo ante Atlético de Rafaela en Santa Fe. VAMOS MATADORES!!!