domingo, 6 de abril de 2014

ESTAMOS VIVOS


Tigre venció a Arsenal de Sarandí y respira. Fue 1-0 con gol de Sergio Araujo. Fabían Alegre sigue en su caargo como DT. 

Fue una semana díficil, tanto para los hinchas, como para el entrenador y los jugadores. La derrota entre semana ante Gimnasia en La Plata fue un golpe al mentón, dejó a un Tigre malherido, al borde del abismo. Se rumoreaba la salida de Fabián Alegre, pero hoy el Matador salió a bancarlo, ganando en un reducto  complicado, que siempre le costó a los de Zona Norte.

Hubo cambios, tanto en la formación, como en la actitud de ir a buscar el partido. Ramiro Leone dejó su lugar por una contractura. Kevin Itabel fue el reemplazante y el pibe cumplió con las espectativas, se asoció bien con Pérez García y Lucas Wilchez (hoy titular). No ligó, tuvo dos jugadas clave para poner en ventaja a la visita, pero el travesaño se lo negó. Se movió muy bien por todo el frente de ataque, luego fue reemplazado por el héroe de la jornada: Sergio Araujo. El Chino complicó con su velocidad a la zona defensiva del conjunto de Gustavo Alfaro. Llegó al gol gracias a una asistencia del poco egoista Matías Pérez García, quien lo vio como una buena opción para convertir, se la dejó servida en bandeja para el festejo de todos.

En la defensa hizo su debut Juan Alvacete, aquel lateral traído desde Independiente Rivadavia de Mendoza, pero que no había tenido ninguna chance en el once titular hasta el partido en el Viaducto. Se puede decir que los defensores no tuvieron problemas, salvo algunos desajustes. Erik Godoy se movió al lateral derecho, volvió Ignacio Fideleff formando la dupla central con Canuto, este último salvó una pelota increíble sobre la línea. Javier García tuvo una salida en falso ante un cabezazo de Emilio Zelaya que pasó besando el palo, luego se recuperó y terminó el partido dando más seguridad.

Del arbitraje sólo voy decir que Tigre fue perjudicado, ya que no le cobraron un penal clarito a Pérez García. Ya no es raro ver como Carlos Maglio tiene un temita sin resolver con los tigrenses. Siempre se equivoca, ya no es casualidad.

Si bien el Matador le ganó a un rival que viene en caída libre y está último, hay que rescatar lo hecho por los muchachos. Porque no es fácil reponerse de un resultado adverso como el de la última fecha. Ahora viene un partido trascendental ante All Boys en Victoria. Es una final ante un rival directo, hay que terminar de hundirlos y salir a flote. Hoy los resultados acompañaron, vamos por más MATADOR!!!