lunes, 27 de mayo de 2013

VERDUGO FUNEBRERO

Derrota de Tigre en Sarandí, 3-2 frente a Arsenal. Doblete de Lisandro López y Diego Braghieri para el local. Federico Santander y Diego Ftacla para el Matador. El árbitro Luis Álvarez no cobró un penal claro para los de Victoria. 

Un buen partido en el viaducto, poco frecuente por esos lares, por lo general jugar contra este equipo suele ser un dolor de ojos, por lo poco que propone el Arsenal de Gustavo Alfaro. Esta vez, se dio un partido interesante, porque Tigre salió a buscarlo en todo momento, pero no pudo llevarse ni un solo punto en su visita al sur del conurbano.

Los locales golpearon de entrada. Licha López madrugó a toda la defensa y marcó el primero a los 3 minutos del PT. Duele, porque lo hizo Él, siempre lo hace frente a los Matadores, el defensor cada vez que convierte, nos hace recordar por un breve lapso de tiempo, a ese equipo que hoy deambula por la B Metropolitana.

Sin perder el tiempo, los de Gorosito tomaron el dominio de las acciones y se hicieron dueños del juego. Lo tuvo Mariano Echeverría, atajó al ángulo Campestrini. Tiro libre de Gastón Díaz, travesaño. Parecía que no iba a entrar nunca, hasta que apareció Federico Santander, para sacarse toda la mufa, capturar un rebote y mandarla a la red. 1-1.

Pero lo que Dios te da por un lado, te lo quita por el otro, eso dicen. Unos minutos después de la conquista, el paraguayo debió abandonar el terreno por un fuerte dolor. En su lugar ingresó Diego Ftacla.

Tigre fue mermando en el ataque, cedió el balón, y en esos momentos aprovecharon los del Arse para sacar diferencias. Nuevamente en una pelota parada, apareció el verdugo López para ganarle a todos y estampar el 2-1. Al toque Damián Albil atajó de gran manera un remate de larga distancia del especialista Dario Benedetto. El final del primer capítulo encontró mejor parado al dueño de casa.

El complemento no fue tan atrapante, pero dio lugar a una polémica. En realidad, no hay polémicas, fue un penal clarísimo que el árbitro no vio o no quiso ver. Leguizamón definió y un defensa de Arsenal la sacó con el brazo, era pena máxima y expulsión. El juez Álvarez lo ignoró...

Tigre no aceptaba venirse con las manos vacías. Por eso tras una gran asistencia de Matías Pérez García, Ftacla definió cruzado junto al palo, para batir a Campestrini y empardar las acciones.

Luego de eso, el partido entró en un bache. Parecía que los dos se conformaban con el empate. Hasta que llegó el gol de la victoria para Arsenal, por intermedio de Braghieri. Error en la última línea Matadora. Hoy falló eso, en los 3 tantos se tomaron mal las marcas y se pagó demasiado caro.

Ahora se viene San Martín de San Juan en el José Dellagiovanna. Un rival necesitado, que juegan muy bien al fútbol. No la tendrá fácil el Gigante de la Zona Norte.