lunes, 3 de junio de 2013

LOS NÚMEROS PREOCUPAN

Nueva derrota de Tigre. Esta vez como local frente a San Martín de San Juan. 3 a 1 con dos goles de Riaño y de Caprari. Lucas Janson descontó para el Matador. Muy floja campaña en el torneo local. Quedan 3 partidos para sumar como sea.

Hubo dos equipos con realidades diferentes en el terreno de juego. Uno que pelea por no descender, que necesita los puntos como el agua, que salió a buscar los 3 puntos desde el inicio. El otro, pareciera no jugar por nada. Pero más allá de HOY no tener urgencias, de no estar en los primeros puestos, ¿Realmente el Matador está jugando por nada? Creo que habría que mirar un poquito el pasado inmediato, y tomar los recaudos para un futuro no muy lejano. Porque esta campaña de Tigre es muy mala, sacando las copas internacionales, lo del club de la Zona Norte es triste. Es triste, porque algunos no parecen recordar lo que costó con tanto esfuerzo, salvarse de la manera en que se salvó de descender con el Vasco Arruabarrena a la cabeza. ¿Por qué en Tigre está esa costumbre de curar antes que prevenir? ¿Por qué hay que sufrir siempre? Basta de la frase "Si no se sufre, no es Tigre" Basta de jugar con los sentimientos y la salud del hincha. Me parece que esta hinchada se merece un poco más de respeto. Ojo, no perdí la memoria como perdieron algunos. Los verdaderos hinchas del Matador, jamás van a olvidar los días de gloria. La final de la Sudamericana, los subcampeonatos, la travesía en la Libertadores. Pero ahora la realidad es otra, no se puede vivir de recuerdos. Hay que dejarlos guardados en las páginas doradas, y recordarlos siempre. Ahora, el objetivo es otro. Poner los pies sobre la tierra, ganar como sea, sumar para engrosar el promedio, para no volver a estar pendientes de otros resultados, como un tiempo atrás.

¿Vale la pena analizar el partido ante los sanjuaninos? Un partido mediocre, una vez más los jugadores salieron dormidos, el rival golpeó de entrada, y luego manejó el balón a su antojo, ante un Matador estático, falto de juego, carente de ganas, sin amor. Desde acá siempre se destacó la garra, el corazón, eso nadie lo puede negar. Hoy muchachos, faltó todo eso... Muchos errores y horrores. En todas las líneas, aunque lo de la defensa, lo de esta noche fue lo peor del semestre.

Quedan tres partidos. Ojalá Gorosito, empiece a probar a los juveniles, que son los que van a tener que salir a poner la cara cuando las papas quemen. Evaluar quien debe quedarse, quien se tendrá que ir, y los posibles refuerzos. Hay que empezar ahora, con tiempo, para que después no haya excusas. FUERZA MATADOR.