domingo, 12 de mayo de 2013

NO QUISO ENTRAR

Derrota de Tigre en Avellaneda. 2 a 0 frente a Racing que se quedó con mucho, en relación a lo que propuso. Zuculini y Fariña los goles de la Academia. El Matador ya debe pensar en la revancha frente a Olimpia en Paraguay.

La verdad, hay que ser honestos, ni se notó la diferencia de partidos que tienen encima ambos equipos. El conjunto de Victoria, con doble competencia, contra los de Luis Zubeldía, que no pelean por nada. A la visita le faltó el gol, dispuso de chances, pero el arco estaba cerrado. Saja, el travesaño y el defensor Ortíz con el pecho, entre otros, salvaron la valla Racinguista.

Otra vez salieron dormidos los muchachos de Gorosito, a los 3 minutos ya estaban abajo en el marcador. Esto no los apichonó, agarraron la pelota, y fueron para adelante. Pérez García llevó los hilos, Ramiro Leone pasaba al ataque como una autopista sin peaje, pero siempre chocaron contra Sebastián Saja, sin dudas el arquero fue una de las figuras del juego. 

En la segunda mitad fue cuando quedó en evidencia el desgaste físico de Tigre. Ahí fue el turno de los locales. Comenzaron con la tenencia del balón, y atacando por las bandas, con De Paul como estandarte. 

El Matador volvió a tomar aire, y equiparó nuevamente las acciones. Hasta que de contra, Luis Fariña lo liquidó en el tiempo de descuento. Antes lo había tenido Centurion, pero Javier García se lo negó. En la última jugada, Zuculini se perdió el tercero.

Será hora de poner la cabeza en el partido del jueves por la Copa Libertadores. Ventaja de un gol. Será difícil, por la envergadura del rival. Pero nada es imposible para estos jugadores.