sábado, 25 de octubre de 2014

AMARGA DERROTA

Perdió TIGRE en su visita a Avellaneda 3-1 vs Independiente. Doblete de Lucero y Mancuello para el Rojo. Pablo Vitti había puesto el empate transitorio.

Cayó en un cráter el Matador. Después de esa seguidilla de victorias, trastabilló, cayó al piso y por ahora no logra levantarse. El traspié en Mendoza, el empate en casa ante Arsenal y esta nueva derrota en el Libertadores de América, deja a Tigre en desgracia, con 17 puntos y sin poder volver a la buena senda.

El encuentro arrancó de la peor manera. Dormidos desde el inicio en la zona defensiva, Gol de Lucero antes del minuto de juego. Gancho al mentón y a las ilusiones matadoras de llevarse algo del sur del Gran Buenos Aires. El gran protagonista de esa primera etapa fue el línea que marcaba el ataque del conjunto de Alfaro. Le anula mal un gol al Chino Luna (2 mts habilitado), no advierte una terrible infracción adelante de sus narices de Tula a Rincón (el colombiano debió abandonar el terreno con un fuerte dolor en el tobillo) y luego convalida el gol de Pablo Vitti (reemplazó a Rincón) que se encontraba un paso en off side. Redondito lo del árbitro “desasistente”.

Tigre encontraba el empate y era justo, porque hasta ese momento no había un dominador nato de las acciones. El segundo tanto de Juan Lucero, justo antes del descanso, destrozó moralmente a la visita.

El complemento fue totalmente distinto, con un independiente tirado al ataque y apostando a la velocidad de sus jugadores de mitad de cancha hacia adelante. Fue en ese momento en que Javier García se transformó en la figura tigrense, con atajadas espectaculares, a Lucero, Mancuello y Riaño.

Tigre ya comenzaba a sentirse acorralado, cuando llegó la perla de Federico Mancuello. El goleador de los Diablos Rojos, desde que empezó el torneo venía probando al arco en los córner, intentando convertir un gol olímpico. Lo hizo en todos los partidos, hasta encontrar a algún distraído. ¿Quién fue ese distraído (para no decir otra palabra)? Si, TIGRE. Un golazo, no hay que negarlo, pero si el tipo viene haciendo eso siempre... ¡¡¡Ponete en el primer palo y no te muevas hermano!!!. García lo mandó a Vitti. El delantero amagó a salir y cuando quiso volver ya era tarde, la terminó de meter adentro del arco. 3-1 y la historia liquidada. En el fútbol hay que ser más vivos, sino te comen crudo.

Lo que restó de partido sirvió para que el local tenga la pelota y se pierda algunas anotaciones. Tigre impotente, se resignó al resultado y se empeñó en la marca para no recibir más goles.


Es tiempo de poner garra y huevos. Vienen dos partidos complicados, con Lanús y Boca Juniors. Partidos perdibles, pero que ahora los tenés que ganar, porque no sumaste vs Godoy Cruz y en casa ante Arsenal sacaste apenas un empate. HUEVOS TIGRE, HUEVOS PARA ESCAPAR DE ESTE POZÓ CIEGO. MIRÁ QUE ES PROFUNDO Y DESPUÉS VA A COSTAR SALIR. FUERZA MATADOR!!!