viernes, 10 de octubre de 2014

NACE UNA ILUSIÓN

TIGRE derrotó en casa a Gimnasia y Esgrima de La Plata 1-0. El gol lo convirtió Carlos Luna de penal en el ST. Cuarto triunfo consecutivo para un equipo que comienza a creer. Se viene el partido pendiente ante Godoy Cruz.

La gente se ilusiona, ¿Y por qué no permitírselo? ¿Por qué no soñar en que este plantel está para pegar otro salto? Esta institución supo pelear cosas importantes en los últimos años, pero también coqueteó al borde del abismo en reiteradas oportunidades. Hoy tiene la chance de meterse nuevamente en la cresta de la ola. Metio 12 puntos en 4 partidos, sumando un total de de 16 unidades con un encuentro pendiente ante el Tomba en Mendoza. Por eso hoy la gente se hizo escuchar, apoyó al equipo como siempre. Los gritos resonaron en varias manzanas a la redonda. En todo el barrio de Victoria se escucharon los ecos de una nueva conquista del Chino Luna, no importa si fue de penal, lo importante es hacer estallar la red, hacer vibrar las cuerdas vocales de los hinchas, que desafiando al frío, coparon el José Dellagiovanna, a pesar del horario complicado que estableció la AFA. Cuando las personas se unen en un grito, y tiran para adelante, quedan al margen las peleas aisladas de esos pocos que quieren quitarnos la alegría.

El Matador se impuso porque jugó como hay que jugarle a este tipo de rivales duros. Con el corazón, con mentalidad ganadora, presionando en la mitad de la cancha, recuperando rápido la pelota, siendo explosivo del medio para arriba. Arzura fue un león, recuperó el nivel que había perdido hace un tiempo. Como se agranda el pibe cuando es amo y señor del circulo central. Que cómodo se siente siendo el patrón en ese sector. De 5, bien parado en el terreno, corriendo para ambos laterales, matándose por la camiseta. Fue la figura de este Tigre.

Se dice que el equipo se arma de atrás para adelante. Es verdad, si tenés un arquero como Javier García, ganás en confianza. No le llegaron mucho, pero en el PT si no fue la atajada del campeonato, estuvo cerca. A puro reflejos con los pies, le sacó sobre la línea un cabezazo a Quiroga. Si esa entraba, se le hubiese complicado mucho a Tigre dar vuelta la historia.

Otro de los destacados fue el colombiano Sebastián Rincón. Un desvergonzado, volvió loca a toda la defensa del Lobo, inclusive al arquero Monetti, que lo quiso sacar arrastrando del campo, cuando el moreno ya estaba acalambrado de tanto correr, meter y regatear. Enorme partido de La Pantera. También jugaron un gran partido Godoy e Itabel. Se complementaron muy bien cuando el lateral por derecha subió al ataque.

Hoy no se enganchó Wilchez, pero si Bertoglio cuando lo reemplazó. En la primera que tuvo metió una diagonal de afuera hacia adentro, asistió a Martín Galmarini, quien solo ante el guardameta platense, se nubló y la mandó afuera. Era una clarísima para liquidar la historia.

Como le cambió la cara Gustavo Alfaro a este plantel que estaba destruido. No hay que confiarse, pero este es el camino a seguir.

Ahora se viene el viaje para enfrentar a Godoy Cruz y luego Arsenal como local. Es una buena oportunidad para seguir sumando y soñando. VAMOS MATADOR!!!