lunes, 1 de septiembre de 2014

ABURRIDO

Empate 0-0 entre TIGRE y Quilmes en Victoria. Un partido para el olvido...

Malo, pésimo, desastroso, paupérrimo, aburrido, ayúdenme porque se me acaban los adjetivos para calificar este partido. Muy cortado el juego por el árbitro Pitana y dos equipos que no demostraron reacción alguna, que no se les cayó una idea, que salieron al terreno de juego para ver que pasaba... Y no pasó nada. Un CERO grande para ambos.

Tigre se acordó de la pelota sobre el final del encuentro, se lo pudo haber llevado, pero no acertó en las jugadas clave. Wilchez sacudió el travesaño, Luna estuvo con la mira desviada, Rincón y Leguizamón tampoco pudieron vulnerar al arquero Dulcich.

La visita inquietó con los remates de Brain Sarmiento, y controló el balón en la mitad de la cancha. Se llevó lo que vino a buscar. Tigre sintió la ausencia de Joaquín Arzura.


Muy poco para analizar, ya que sería muy repetitivo. Ahora queda pensar en el próximo domingo y preparar el duelo ante River Plate en el Monumental. Una buena oportunidad para levantar la cabeza o para enterrarse definitivamente.