sábado, 13 de septiembre de 2014

TÉCNICO QUE DEBUTA

Gran triunfo de TIGRE en Victoria frente a Rosario Central. Goleada 4-1 con doblete de Carlos Luna, Rincón y Bertoglio. José Valencia abrió el marcador para el Canalla. Debutó el DT Gustavo Alfaro.

Técnico que debuta... Golea! Cambio de sistema, de actitud y lavado de cara para unos cuantos. Hoy Tigre lo ganó por voluntad y por atacar, por apuntar al arco rival, con dos delanteros como corresponde cuando jugás en casa. Sebastián Rincón, atacante que comía banco y alternaba con la reserva con el anterior entrenador, fue una de las figuras del encuentro, corriendo, batallando con los defensores, ganando en velocidad, y convirtiendo en la red. La Pantera colombiana se fue con una ovación. Para rematar la historia y sellar el marcador apareció Facundo Bertoglio. El mediocampista que no tenía chances hasta que llegó Alfaro, entró en confianza y liquidó el pleito. Tigre fue otro, en lo anímico creció mucho.

Partidazo de Luna. El jugador descartado por la entedidad rosarina, si “El gordo”... ¿Gordo? Gordo de goles está el Chino. Pateando con autoridad el penal, y el segundo con el “Codito de Dios”. Luna volvió a llenarse la garganta de gol. La gente también.

Panorama oscuro el del comienzo, desajustes en defensa, Ignacio Canuto dándole toda la comodidad a Valencia para darse vuelta, definir y poner el 1-0. Le dejó la puerta sin llave y el moreno aprovechó. Los de Miguel Ángel Russo tuvieron una más. Pero Jonás Aguirre la cruzó y el balón se fue cerca del palo. Lo demás fue todo para el local.

No vamos a ser necios y creer que ahora Tigre es el Bayern Munich, pero este triunfo es un buen punto de partida para conseguir más logros. Se necesitaba este desahogo para darle la bienvenida al nuevo DT y para que los hinchas no pierdan la esperanza y vuelva a creer en estos jugadores. Ojalá Gustavo Alfaro no se enamoré de un sistema y siga buscando variantes para poder mejorar, sobre todo en el aspecto defensivo.


El próximo partido de Tigre es ante Godoy Cruz en Mendoza, hay que seguir por este camino. Vamos Matador!