domingo, 19 de agosto de 2012

TRES SON MULTITUD


Tercera derrota consecutiva, esta vez a manos de River. Fue 3 a 2 con goles de Villalba, Carlos Sánchez y Lanzini para los de Núnez. Lucas Orban y Ftacla para Tigre.  Laverni ignoró dos penales a favor del local.

La mejor defensa es el ataque dicen… dicen… Pero podés quedar mal parado, sobre todo si un equipo te juega de contra. River Plate, aprovechó los huecos que dejó el Matador en el fondo para lastimar a Javier García y llevarse los 3 puntos.

Una cosa es tomar la lanza en la ofensiva y acorralar al rival, pero si no tenés ideas futbolísticas, imposible. Pérez García trató de armar, sacándose jugadores de encima, pero si no hay un compañero cerca para la descarga no sirve. El enganche levantaba la cabeza y se encontraba con la nada misma…

Los de Almeyda fueron letales en la primera etapa, en 5 minutos sacaron dos de ventaja. Orban descontó rápido de cabeza y de ahí hasta el final del PT, el encuentro entró en un bache.

En el ST, Lanzini madrugó a todos poniendo el 3 a 1. Una bolsa de rolito para las aspiraciones del dueño de casa.

A los 15 minutos, Diego Ftacla en complicidad con Marcelo Barovero, reavivó el fuego de Tigre. Quedaba mucho tiempo y la visita replegó las líneas de forma abrupta. Cuidó el resultado, y apostó al contra-ataque. Carlos Luna, que había ingresado en el complemento, estrelló un remate en el travesaño.

Uno puede aplaudir la entrega del equipo, a los Leone, a los Galmarini, a los Castaño, a todos los que ponen el corazón además de las piernas. Pero a este equipo le falta una idea de juego. Se corre mucho y se juega poco. Basta de decir que se fueron Román, el Chino y Morales, pero que vinieron jugadores que pueden suplirlos… Esos jugadores son irremplazables. Eso hay que tenerlo en claro.

Habrá que buscar otras variantes. El uruguayo Diego Ferreira pide titularidad, los pibes Janson y Ftacla también. Veremos que decide Rodolfo Arruabarrena para el duelo ante All Boys. Tiene una semana para trabajar tranquilo. No nos acostumbremos a perder