sábado, 25 de agosto de 2012

PUNTO DE PARTIDA



Tigre rescató su primer punto en el torneo Inicial. Fue 2 a 2 ante All Boys en Floresta. Borghelo y Matos anotaron para el local, Galmarini y Ftacla para el Matador que cortó una mala racha con tres derrotas consecutivas.

El empate sirve por como se dio el partido. Los locales manejaron mejor la pelota, pero no lo pudieron liquidar. Tigre jugó un buen primer tiempo, pero se cayó en la etapa final. Se puede decir que los dirigidos por el Vasco Arruabarrena, golpearon en los momentos justos.

El gol tempranero de Iván Borghelo (otra vez los jugadores salieron dormidos) les sirvió a los de Sergio Romero, para tener un mejor panorama en el terreno de juego. Sin embargo, en ese PT, el que más propuso fue el visitante, con Galmarini como abanderado. El Pato, ante la adversidad, se puso el equipo al hombro y volvió loca a la defensa del Albo con sus desbordes.

En el complemento, Tigre sintió el desgaste y se agrandó All Boys, que insistió en el ataque y exigió en demasía a Javier García.

Galmarini tuvo su premio al esfuerzo, tras convertir el transitorio 1 a 1. Poco le duró la alegría, ya que Mauro Matos de cabeza estiró la cuenta para el local. A partir de ese momento, el Matador perdió el sentido de orientación, y jugaba más con el espíritu que con la cabeza.

Los dueños de casa contaron con una situación inmejorable para liquidar la historia. Matos quedó mano a mano con García, el arquero tapó pero dejó el rebote servido para que Carlos Soto la empuje a la red. El defensor definió de zurda y la pelota pegó en la parte externa de la red…

En ese momento más de un hincha de Tigre pensó “este partido lo empatamos…” Y fue así… En la agonía del encuentro Rubén Botta, Matías Escobar y Diego Ftacla armaron una linda triangulación (palabra que está de moda en el fútbol argentino y la AFIP) que terminó en el 2 a 2 definitivo.

De más está decir que quedan cosas por mejorar. Contamos con una defensa envidiable, con jugadores lungos, es increíble que nos conviertan dos goles de cabeza. El DT deberá trabajar la pelota parada, porque Tigre perdió siempre en su propia área, dos terminaron en gol, las otras las salvaron García y el travesaño. Y basta de improvisar jugadores en puestos al que no son afines… Ya había quedado claro que Gastón Díaz no puede reemplazar a Ramiro Leone en el sector izquierdo. El torneo pasado no había variantes, pero ahora lo tenemos a Diego Cisterna que viene de hacer un buen torneo en la “B” Nacional, ¿Por algo se lo trajo al club no? Es hora de empezar a mover bien las piezas y no tratar de hacer magia sobre la marcha.

Los próximos partidos son en nuestra casa, con Argentinos Juniors por la Copa Sudamericana y frente a San Lorenzo por el torneo casero. Vamos Matador!!!