sábado, 17 de marzo de 2012

PUNTO A PUNTO


En un partido parejo, Tigre y Estudiantes empataron 1 a 1. Mauro Boselli abrió el marcador para la visita y Diego Morales puso la parda de penal. Tigre continúa como puntero invicto, pero en descenso directo.

Sólo al final del campeonato se podrá analizar, si este empate en casa frente a Estudiantes tiene valor. En principio si, porque el “Pincha” de La Plata viene en levantada, ya no es el mismo equipo que el semestre anterior y pese a no contar con Juan Sebastián Verón, se encuentra en los puestos de vanguardia.

En los primeros minutos de juego, los dirigidos por Juan Azconzábal, salieron con todo a meter al Matador en su propia cancha y lo lograron. Atosigaron desde el arranque y aprovecharon los errores defensivos. La defensa de Tigre tuvo muchos problemas de marcar a Boselli, tanto es así que el primer grito de la tarde, llegó por un descuido de la última línea tigrense. El delantero cabeceó solo y  Javier García nada pudo hacer. 1 a 0.

La reacción del local no se hizo esperar, poco a poco fue tomando contacto con el balón, sin juego elaborado, pero yendo para adelante sin parar. Cristián Cellay le cometió penal a Diego Morales y el volante lo canjeó por gol. 1 a 1.

Los dos equipos siguieron intentando pero los arqueros se mostraron seguros en todo momento. Final del primer tiempo.

En la segunda mitad, Tigre arrancó mejor que la visita proponiendo un nivel más agresivo, Estudiantes esperaba. Luego el encuentro se torno denso, ambos se conformaban con el empate. El equipo platense comenzó a manejar la pelota e inquietó a García con un cabezazo de Boselli. Fue la más clara de la etapa final, junto a un remate de Gastón Díaz que se fue por arriba del travesaño.

El partido fue decayendo hasta que llegó el pitido final de Sergio Pezzotta. Una de cal y una de arena para el próximo partido del Matador frente a Arsenal en Sarandí. Volverá Román Martínez, pero Carlos Luna no podrá jugar por haber llegado a las 5 amarillas.