domingo, 25 de marzo de 2012

DOLOR DE CABEZA


Tigre perdió la punta, el invicto y quedó otra vez en descenso directo. La derrota frente a Arsenal en Sarandí por 1 a 0, lo dejó mal parado y con el ánimo por el piso. El único gol fue obra de Guillermo Burdisso de cabeza.

Que Burdisso va muy bien con la testa en las dos áreas no es novedad, se sabía de antemano. El Matador se descuidó en una sola jugada y lo pagó muy caro.  Cristián Lema no pudo con el ex defensor de la Roma y a cobrar…

En líneas generales, el partido no tuvo un claro dominador, aunque el que más tiempo manejó la pelota fue el conjunto de Victoria. Los locales dirigidos por Gustavo Alfaro, sólo se dedicaron a romper el juego y a jugar de contraataque, a pesar de  tener un jugador de más, por la temprana expulsión de Gastón Díaz en el primer tiempo.

El partido de a poco fue subiendo la temperatura, el árbitro Néstor Pitana repartió tarjetas amarillas para ambos lados. Lo mejor de la visita fue Diego Castaño, muy firme en la marca, Martín Galmarini fue de mayor a menor y terminó peleándose hasta con el DT rival.  Impotencia para un equipo que mereció más, pero esto es fútbol, los merecimientos no existen, hay que meterla  adentro del arco…

Diego Morales estuvo muy solo, no logró engancharse con Román Martínez, quien se la pasó todo el tiempo mordiendo el pasto y acusando infracciones.  Arsenal  pudo haberlo matado de contra, pero ni  Luciano Leguizamón ni  Carlos Carbonero pudieron liquidar el pleito. Igualmente se llevaron los tres puntos, demasiado para lo que propusieron los del Viaducto.

La próxima semana Tigre recibirá a Argentinos Juniors en un partido clave para levantar la moral. Un tropezón no es caída…