sábado, 3 de septiembre de 2011

A PASO FIRME



Triunfo del Matador frente a Banfield en Victoria por la mínima diferencia, con el gol de Mariano Echeverría en el primer tiempo. El dueño de casa suma 8 unidades mientras que los del sur, cosecharon su quinta derrota al hilo y sin convertir goles.

El resultado fue el esperado, ya que Tigre fue adquiriendo con el correr de los partidos, el nivel que el entrenador pretende y porque en frente se encontraba el equipo más débil del torneo.

Los dirigidos por Rodolfo Arruabarrena, tuvieron el control de las acciones, titubearon de a ratos, pero fueron los claros dominadores del cotejo. Banfield llegó dos veces con claridad, un remate en el travesaño de Ferreyra y una ataja de Javier García, nuevamente el arquero se mostró seguro bajo los tres palos. Luego sólo fueron leves aproximaciones del "Taladro" y remates muy desviados.

El local fue superior en todos los aspectos, jugó muy ordenado, sobre todo en el medio campo. Diego Castaño, que llegó con los justo para este choque, fue una de las figuras junto con Gastón Díaz. El ex Colegiales la rompió en la tarde de la Zona Norte y se ganó la merecida ovación de todo el estadio. Él, fue quien mando el centro para que Echeverría ponga la testa y el 1 a 0 en el marcador.

Apartir del tanto del central, la tranquilidad se hizo notar y la diferencia en el resultado podría haber sido mayor, sino fuera por la ineficacia de los delanteros tigrenses y por la mala actuación del árbitro, que ignoró un penal grosero a Gastón Díaz, lo que hubiese significado tarjeta roja para el defensor de la visita por último recurso, y remate desde los doce pasos.

En el final Tigre sufrió un poco, porque es así, está destinado a sufrir todos los encuentros, por no saber liquidarlo. Maggiolo y Luna otra vez estuvieron peleados con el arco, pero ya se les va a dar.

La próxima fecha será en La Plata frente a Estudiantes, un rival al que siempre hay que respetar.