sábado, 10 de septiembre de 2011

LA PLATA HACE LA FELICIDAD



Tigre consiguió un gran triunfo en el estadio Ciudad de La Plata frente a Estudiantes. 3 a 1 con goles de Carlos Luna, Diego Morales de penal y Román Martínez, todos en el primer tiempo. Carlos Casteglione en contra de su valla descontó para el "Pincha" en la etapa final.

Se hablaba de que Estudiantes de La Plata era un león dormido, que podría despertar esta tarde, nunca sucedió. El que dio el zarpazo fue el conjunto de Arruabarrena y lo terminó de enterrar. La efectividad que tuvo el "Matador" en la primera media hora de juego, sentenció el encuentro.

Primero el Chino Luna, luego de un pelotazo de Javier García y un cabezazo hacia atrás de Leandro Desábato, definió de emboquillada ante la salida de Damián Albil. El arquero local se iría expulsado tras cometerle un penal a Ezequiel Maggiolo, penal que Diego Morales transformó en gol. Finalmente, luego de una guapeada de Morales, Román Martínez con una definición exquisita, marcó el tercero.

Pese a la inferioridad numérica, los dirigidos por Miguel Ángel Russo buscaron inquietar a la visita, pero sin ideas, sólo con remates de larga distancia para hacer lucir a una de las figuras, Javier García.

En el segundo tiempo, Tigre no supo hacer valer el hombre de más y le cedió la pelota a Estudiantes, que llegó al descuento con el gol en contra de Casteglione. Fue ahí cuando el Matador se apoyó en su arquero, quien respondió de manera brillante, tapándole a Boselli un remate abajo del arco, en una atajada memorable. El mejor partido de García bajo los tres palos.

Con el correr de los minutos, los de la Zona Norte se acomodaron nuevamente y cuidaron el balón para no seguir sufriendo sobresaltos, hasta que llegó el pitido final.

Enorme triunfo, ante un gran equipo que hoy esta de malas pero que supo ser campeón de América. Por momentos Tigre mostró un excelente nivel, de a ratos se quedó, pero en la línea defensiva se mantuvo ordenado y eso es importante. Se viene el siempre complicado Arsenal de Sarandí en el Coliseo de Victoria, una nueva final.