sábado, 27 de agosto de 2011

¿CONFORME VASCO?




Tigre igualó de visitante frente a Lanús. Fue 0 a 0 en un partido muy parejo y con llegadas de los dos lados. Rodolfo Arruabarrena se fue muy conforme con la actuación del equipo y por sumar en una cancha siempre dificil. Sergio Pezzota no cobró un penal muy claro en favor de la visita.


Definitivamente este es el esquema que mejor le sienta al "Matador". Tres soldados aguerridos en el fondo para defender la valla de Javier García, un mediocampo combativo y creativo a la vez, y una delantera picante, que si bien hoy no pudo romper el cero, siempre está al acecho en el área rival. Tigre jugó de igual a igual contra un rival, que en su fortaleza siempre marca la diferencia, hoy fue la excepción.

El primer tiempo fue entretenido, con varias alternativas, donde los de Arruabarrena manejaron la pelota por el piso, y ambos rivales mostraron un poco de lo que mejor saben hacer, jugar al fútbol. Recién en la segundo capítulo, los dirigidos por Gabriel Schurrer, pisaron el acelerador y acorralaron a los de Victoria. Fue en ese momento donde el arquero García cobró más protagonismo.

Quizás ese fue el encuentro que observó el entrenador Granate, el de los últimos 20 minutos, y por eso declaró de forma errónea. Una pésima apreciación del DT local, que argumentó que "Tigre sólo jugo de contra". De seguro tampoco vio la increible mano de Carlos Izquierdoz en el área, la misma que ignoró Pezzota, pero ese es un terreno en el que no hay que entrar, porque sólo interesa lo netamente futbolístico.

Lo cierto es que Tigre se replegó sobre el final, porque fue el que realizó todo el desgaste en la etapa inicial. Se valora el punto en una cancha donde nunca se puede ganar, donde ultimamente se vuelve con la cabeza gacha.

El próximo viernes, frente a Banfield de local, es el partido donde hay que ganar como sea, si es jugando bien mejor.