sábado, 2 de abril de 2016

DT QUE DEBUTA... EMPATA.

TIGRE empató con Racing Club en Avellaneda. Fue 3-3 con doblete de Rincón y el restante de Federico González. En el local convirtieron Oscar Romero, Aued y Noir. Partidazo en el debut de Pedro Troglio como DT Matador.

Otra vez sopa, otro 3-3. Sin embargo este no duele tanto como aquel ante Newell´s. El trámite del encuentro vs Racing fue totalmente distinto al de la fecha pasada. Quedó un gusto amargo porque faltaba tan poco. Esos preciados puntos que se hacen desear. Tan cerca del triunfo. Hay que aprender a cerrar los partidos, a meterlos en el freezer. Hoy fueron 90´ frenéticos, palo por palo. Donde el dueño de casa dominó las acciones y la visita se paró de contra. Un Matador más ofensivo, con un cambio de actitud notable. Hay que reconocerlo, La Academia generó mucho más que Tigre, pero si el Gigante de la Zona Norte hubiera aprovechado todos los contraataques de los que dispuso, otra sería la historia. Sólo castigó en el tercer gol, en la jugada que inició el Japo Rodriguez y concluyó Rincón. Luego Lucas Jansón se perdió uno increíble debajo del arco.

Hubo errores ajenos y propios, a ellos le debemos dos de los tantos. En el primer gol del conjunto de Facundo Sava, Emiliano Papa se duerme y quiere despejar pero lo hace tan displicente, que el paraguayo Romero se la roba y pone el 1-0. Por suerte el Matador respondió rápido con el golazo de Rincón y luego con el tanto de González aprovechando la macana del arquero Saja.
Con Tigre ganando 3-2, Racing puso mucha gente en ataque y acorraló a su rival. Tuvo su premio faltando 2 minutos para el final. Fue justo el empate.

Troglio mostró un dibujo táctico diferente al de su predecesor, con tres delanteros bien definidos y en un gran momento. Janson y Rincón están intratables. Mientras que Fede González labura todo el partido, asiste, convierte y pelea incansablemente con los defensores. Hay que ver el tema del mediocampo, porque hoy el equipo quedó desprotegido, acostumbrado al doble cinco. Con este esquema el 8 y el 11 van a tener que hacer un esfuerzo mayor, cerrando cuando sea necesario y colaborando con el 5 a la hora de cortar las embestidas rivales. La defensa se la bancó como pudo, más allá de algunos despejes defectuosos, la pasó muy mal para controlar el poder ofensivo de Racing y sus delanteros de jerarquía.

Lo importante es que se sumó en una cancha díficial. Se viene Boca Juniors en el Coliseo de Victoria. Ojalá sea el primer triunfo de la era Troglio. VAMOS MATADOR!!!