lunes, 7 de marzo de 2016

VAMOS LOS PIBES

TIGRE goleó de manera categórica a Atlético de Tucumán en Victoria. Fue 5-0 con triplete de Alexis Castro, Lucas Janson y Carlos Luna. Primer triunfo del Matador en la era Camoranesi.

Partido fuera de contexto, con muchos errores y horrores del rival en defensa, todo lo que quieran. 
Sin embargo no se debe desmerecer el laburo realizado por los 11 tipos que ingresaron al campo de juego, a poner la jeta después del nivel lamentable que venían demostrando en las fechas anteriores. Hoy TIGRE tuvo la virtud de ser más vivo que los tucumanos, de tener a un Janson bien despierto y a un Castro inspirado. Las cosas hay que decirlas bien claras, que este triunfazo no tape los errores del pasado, hay que aprender de ellos. Hoy se jugó con actitud, se fue al frente, se intimidó. Hoy se presionó bien arriba, generando el error de la última línea de Atlético. Esa fue la gran virtud tigrense, obligar al rival a equivocarse, y el Decano se equivocó feo. En el fútbol no sólo hay que jugar bien, hay que ser vivo. Hay que estar atento desde el minuto cero hasta pitido final.

Cuando Javier García tapó ese cabezazo a los 30 segundos del inicio, ni el hincha más optimista pensó que el juego iba a tener este desenlace. Mucho menos por lo que había demostrado el plantel con el Italo-argento al mando. Hoy al DT le tocó improvisar en defensa, poniendo a Pittinari como primer marcador central. Esta vez le salió bien, porque la visita sólo se animó en escasas ocasiones. Con esa modificación, el uruguayo Píriz y Ezequiel Cirigliano tomaron la posta en la mitad de la cancha. Veremos que hará el entrenador cuando tenga a la defensa completa. Lo seguro es que Cirigliano se ganó ese puesto, los demás deberán matarse en los entrenamientos.

Hoy fue un día inolvidable para el Pucho Castro, triplete o hat trick como quieran llamarlo. El juvenil volvió a tener la chance de contar con minutos en Primera y no los desperdició. Anotó 3 goles y se llevó la pelota a la casa. Su complicidad en el ataque con Janson (un tanto y dos asistencias) y con el colombiano Rincón (ingresó en el PT por lesión de Itabel) fue vital para esta contundente goleada. Hasta el eterno Chino Luna se anotó en el marcador con un contundente testazo.

Hoy más de uno se fue con la boca abierta, porque la mayoría esperaba una derrota del local. Hoy más de un periodista nacional quemó el machete previo, y se fue a la casa sin saber lo que va a escribir en el diario que le baja línea. No hay que minimizar a los tucumanos, quienes ganaron en la Bombonera y también derrotaron a Racing Club en este torneo. Hay que resaltar el buen nivel que tuvo el Matador. Ojalá sea el punto de partida para despegar de una buena vez. Hay que ir a San Juan con las mismas convicciones y con la mentalidad de saber que todo es posible. En este certamen cualquiera le puede ganar a cualquiera. Es una pena que Tigre no se haya dado cuenta antes. Hay que seguir peleándola. Una semana de alegría no viene tan mal. VAMOS MATADOR!!!