sábado, 6 de febrero de 2016

EMPATE EN LA PATERNAL


En el debut de Mauro Camoranesi como DT, TIGRE empató 1-1 en su visita a La Paternal. Erik Correa abrió la cuenta para la visita, mientras que Luciano Cabral igualó para Argentinos Juniors.
Es una lástima que el Matador no haya podido llevarse los 3 puntos del Diego Armando Maradona, ya que logró jugar mejor que su rival. Digo "logró", porque el terreno y el césped de la cancha eran un desastre. Un piso no apto para los Wilchez, los Insúa, y todo aquel que le gusta tratar bien al balón. Así y todo, ambos equipos lograron entretener al público con un ida y vuelta sobre las dos áreas.

Tigre tuvo las chances más claras y fue siempre para adelante hasta el pitido final, pero entre la falta de efectividad en la última estocada y las intervenciones del arquero, lo privaron de llevarse la victoria. Además, el dueño de casa llegó al empate tras una mala salida desde el fondo, donde regalaron la pelota y se dejó en libertad de acción a Cabral, quien finalmente batió a Javier García para el 1-1.
El Matador se puso en ventaja con el gol del colombiano Correa, tras un buen quite y asistencia de Lucas Janson. A partir de ese momento fue superior en todos los aspectos del juego y durante gran parte de los 90 minutos. Sólo hubo algunos baches en el rendimiento, cuando se metió atrás en el ST, propiciando el empate del Bicho.
Hoy debutaron Pittinari, Erramuspe, Balmaceda y Marín. Todos cumplieron. Lo único que podría reprocharse, es la mala asistencia del ex Belgrano Pittinari en el gol de Argentinos Juniors.
También ingresaron Rincón, Luna y Alexis Castro. Este último tuvo una chance inmejorable para el triunfo. Dejó en el camino al arquero Camilo Vargas, y en vez de definir de derecha, optó por la izquierda y lo taparon entre tres defensores.
La línea defensiva tigrense estuvo muy sólida, de la mano del Chimi Blengio. En el mediocampo Menossi se acopló bien con sus compañeros. Veremos que sucede cuando estén en condiciones Cirigliano, Píriz y Castaño. Ese será el momento del entrenador para probar las distintas variantes.
Tigre se va con la sensación rara, pero al menos sumó un punto en una cancha complicada. Ahora a preparar el próximo partido ante Huracán. VAMOS MATADOR!!!