miércoles, 26 de agosto de 2015

K.O. TÉCNICO

TIGRE perdió de local en el partido de ida de la Copa Sudamericana frente a Huracán 5-2. Un resultado que lo complica en sus aspiraciones de clasificar. Triplete de Espinosa, Bogado y Ábila para el Globo, Wilchez y Luna descontaron para el Matador.

Catastrófico, lamentable, vergonzoso, ni el más pesimista hincha de Tigre imaginaba tal resultado. Lo de hoy fue tremendo gancho al mentón, esos que pasan los días y te siguen doliendo. Este partido va a quedar resonando en la mente de toda la gente que se acercó a vivir una nueva noche de Copa para el Matador. Una jornada triste, inimaginable, algo inexplicable. Una goleada en contra difícil de asimilar, que nos pone casi afuera del certamen que tanto nos costó ingresar. De los 90 minutos que tiene el partido, Tigre jugó los peores 80´desde que subió a Primera. Yo no recuerdo un equipo que  tenga tantos HORRORES defensivos, ni siquiera en la campaña de los 8 puntos del 2008.

El Matador quedó siempre mal parado, el penal de Arzura en el inicio lo descolocó y luego no hubo forma de poder retomar el rumbo. En la mayoría de los goles de Huracán, la línea defensiva quedó mal parada. Hoy muy pocos se salvan, El Chino, que anotó un gol y puso la cara tras la derrota, Lucas Wilchez que también tuvo su gol  y le dio más movilidad al medio campo, y Fede González, que entró bien, y le cambió la cara a un pálido TIGRE.


No tengo más palabras sepan disculpar. Lo de hoy fue lapidario. TE AMO TIGRE.