domingo, 29 de septiembre de 2013

VIEJO ES EL VIENTO... RAMIRO



Triunfo con lo justo de Tigre. 1-0 ante Colón de Santa Fe en Victoria. Ramiro Leone el héroe de la tarde. Fabián Alegre cada vez más firme en el cargo. El Sabalero terminó con 8 jugadores. Araujo vio la roja en el Matador. Se viene San Lorenzo.

Victoria ajustada, por la mínima, pero que vale 3 puntos igual que todas. Un partido muy duro, áspero, caliente por momentos, que terminó con muchas expulsiones. Con mucho oficio lo ganó el Matador, con los dientes apretados, sin lucirse, pero metiendo y yendo para adelante, con garra y aguante, como manda la historia en la Zona Norte. Hoy Tigre lo ganó con autoridad, supo reponerse cuando fue expulsado Sergio Araujo, y ya en superioridad numérica controlo el juego y hasta pudo liquidarlo, si hubiese tenido más efectividad en el área rival.

En el primer capítulo, no hubo jugadas de peligro en los arcos, aún asi el Matador se las ingenió para ser el dueño de la pelota. Atacando por las bandas, sobre todo por el sector izquierdo, con  la asociación de Leone con Araujo, complementados por los desbordes de un entusiasta y atrevido Guillermo Cosaro. También fue interesante el trabajo de Lucas Wilchez. El enganche venido en lateral derecho en esta ocasión, manejo bien la pelota, bajó a recuperar, y se animó a meterse en el área para terminar las jugadas. Un cumplido para el jugador en su vuelta tras la lesión.

En líneas generales, el local fue superior durante gran parte de los 90 minutos. No se achicó cuando se quedó con diez hombres. Promediaban los 8 minutos de la segunda etapa, cuando Pablo Vitti, asistió de manera deliciosa a Ramiro Leone, quién esperó hasta último momento, para definir ante la salida de Germán Montoya, 1-0.

Cuando el conjunto de Forestello comenzaba a utilizar mejor los espacios libres, llegó la expulsión de Maximiliano Caire. De ahí en más, los santafesinos fueron un manojo de nervios, y las expulsiones cayeron en fila. Primero Rubén Ramírez, tras pegarle un codazo a Joaquín Arzura. Lo siguió a las duchas antes de tiempo Lucas Landa, tras una infracción a Sánchez, que le ganaba en velocidad.

Por último, Tigre pudo haber ampliado el marcador, lo tuvo Arzura tras una gran corrida, pero su remate cerca del palo. Erik Godoy también se animó, pero sus remates se fueron desviados.
Gran partido defensivo, los dos centrales estuvieron bien parados y concentrados. Javier García se lució con una gran atajada, luego no sufrió sobresaltos.


Se viene San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro. Una parada difícil, donde habrá que estar atentos en defensa y golpear en los momentos justos. Fabián Alegre sigue como DT del primer equipo. ¿Quién será el verdadero Matador?