sábado, 3 de agosto de 2013

MAL COMIENZO





Comienzo con derrota para el Matador en el Torneo Inicial 2013. Fue 1-2 frente a Vélez Sarsfield. Lucas Pratto, un ex Tigre, marcó los dos goles para la visita. Gastón Díaz de penal había empatado de manera transitoria. Esto recién comienza, pero lo principal es hacerse fuerte en casa.

El tiro penal del final le dio el triunfo al conjunto de Ricardo Gareca, que no había hecho los méritos suficientes para llevarse los 3 puntos del Coliseo de Victoria. El trámite del partido fue parejo, con situaciones de los dos lados.

Los goles llegaron en la segunda mitad, aunque en el primer tiempo habían avisado los velezanos con un remate que tapó Javier García, una volea del colombiano Copete y una vaselina de Federico Insúa, las cuales se fueron por arriba del travesaño.  
Por el lado local, estuvo la más clarita, cuando Matías Pérez García se lo perdió solo debajo del arco. Lo gritaron todos.

Ya en el inicio del ST, otro grito que no fue. Guillermo Cosaro le erró al arco con un cabezazo. Increíble, el defensor se encontró de repente con el balón tras un pique en el área chica, y no pudo conectar con efectividad.

Cuando Tigre era más en el juego, llegó el primero del Fortín. Pelotazo preciso para Pratto, el delantero dio media vuelta y la clavó junto a un palo. Nada que hacer para el arquero García. 1-0.
Pasaron 6 minutos para que los de Cagna consigan la igualdad. Díaz cambió por gol un penal que le cometieron a José Sand. 1-1.

Con el empate, El Matador se agrandó e inclinó la cancha a su antojo, pero no supo concretar en los últimos metros, y eso a la larga se paga.

Nada le quedaba al partido, cuando Gastón Díaz lo cruza dentro del área al jugador de Vélez. Néstor Pitana no dudo en cobrar. Lucas Pratto dijo presente una vez más en el marcador, para llevarse un triunfazo de la Zona Norte.

Era una tarde noche de debuts en lo Matadores. El más mimado fue Pepe Sand. El correntino se metió a la gente en el bolsillo por su entrega, colaborando para recuperar el balón, yendo al piso cuando era necesario y mostrando sus dotes para sacarse defensores de encima. Le faltaron los goles, pero ya van a venir. Sergio Araujo se asoció por momentos a Sand y Pérez García, aunque en algunos pasajes del encuentro, pecó de individualista. Marcos Gelabert un león, amo y señor de la mitad del cancha, linda sociedad con Peñalba, un cumplido para el ex Pincha en su primera aparición. Guille Cosaro y su responsabilidad de reemplazar a Lucas Orban. El cordobés tuvo buenas intervenciones, pero falló en la definición en el arco rival. El último de los nuevitos fue Facundo Sánchez, quien ingresó en el complemento. Mostró un buen despliegue por la banda derecha y mucha garra en la marca.

Por último, hablar de Pérez García, el mejor jugador del semestre pasado, debe mejorar en un aspecto, tratar de no fastidiarse ante los fallos arbitrales. El 10 se va del partido y pierde su magia, las protestas le juegan en contra. Tigre necesita al Matías habilidoso, encarador,  atrevido. El traje gruñón y protestón, no le queda bien. Ahora no jugará ante Olimpo en bahía porque fue expulsado cuando ya estaba en el banco de suplentes.

El Matador, no jugó mal, pero hay que mejorar en lo defensivo. Tal vez lleguen algunos refuerzos para esa zona, habrá que esperar en el transcurso de la semana.