viernes, 14 de junio de 2013

LA NOCHE DE LAS PIERNAS FRÍAS


En un partido bastante aburrido, Tigre y Belgrano no se sacaron ventajas. Fue 0 a 0,  un resultado que al Matador no le sirve de mucho, dejando una deuda pendiente como local.

La gente que estuvo en la cancha no se durmió por el frío, pero para los que lo vieron por tv, más de uno se habrá hecho amigo de la frazada. Jugaron mal, propusieron muy poco, en definitiva se sacaron un cero.  Y si a todo esto le sumamos que las jugadas más claras fueron para los cordobeses,  podemos decir que la gente se fue disconforme con el equipo.  

El que parece que se fue tranquilo fue Gorosito. Hoy no se lo vio en pegado a la línea de cal, en el corralito de los DT´s. No se despegó de asiento, no dio indicación alguna. El técnico advirtió que se equivocó con sus dichos de hace unos días, y que de la popular y la lateral emanaba el vapor de una caldera que no se abrió, de un volcán que no llegó a su erupción. El triunfo en Mendoza apaciguó las aguas por el momento, pero el daño a la hinchada ya está hecho.

En cuanto al juego, Tigre tuvo el control de la pelota en el primer tiempo, Matías Pérez García fue el abanderado de los ataques, que no llegaron a ser tan profundo, pero que valió las rápidas respuestas del arquero César Rigamonti. Buen trabajo y muy seguro el hombre que tuvo la responsabilidad de reemplazar a Juan Carlos Olave.

Para encontrar a una de las figuras, debemos viajar hacia el otro arco, al defendido por Damián Albil. El guardameta demostró que no le pesa nada el buzo de Matador, y que aparece cuando tiene que aparecer. Rápido a la hora de atorar a los delanteros rivales, una atajada descomunal ante un cabezazo prácticamente a quemarropa, y con los dedos de acero a la hora de descolgar centros. Bien para el ex jugador de Estudiantes. 

Sin embargo el mejor fue Nicolás Martínez, quien agarró el fierro caliente de ocupar la banda que dejó vacante el mejor “3” de Argentina para todos menos para Alejandro Sabella, Lucas Orban. El hermano de Román estuvo impenetrable para todos los que osaron pasar por su sector.

Esos fueron los jugadores que más sobresalieron, ¿el resto? 5 puntos… Se puede decir que cumplieron.

El último partido del torneo es frente a Quilmes. Sólo sirve ganar.