domingo, 15 de abril de 2012

DE LA AGONÍA AL ÉXTASIS



Gran triunfo de Tigre frente a Boca Juniors por 2 a 1. Diego Morales y Rolando Schiavi en contra para el local, Juan Insaurralde había empatado de manera transitoria. El Matador mostró signos vitales. Se viene una final contra Olimpo.

Nada más lindo que ganar en el final del partido. Pasar del sufrimiento al gozo en un segundo.  Porque después del 1 a 1 se pensó lo peor. Boca venía embalado y los jugadores de Tigre mostraban señales de cansancio.  La incertidumbre terminó con ese centro venenoso de Gastón Díaz, que Schiavi cabeceó a su propia valla.  Un desahogo para la gente que apoyó todo el encuentro sin parar, una hinchada que merece seguir alentando en Primera.

Fue un encuentro emotivo, no se jugó bien, pero hubo jugadores que se rasgaron las vestiduras por el equipo. Diego Castaño estuvo excelente, Martín Galmarini puso lo que hay que poner en estas finales, Javier García estuvo muy seguro y le tapó un remate certero a Santiago Silva. Los dos delanteros colaboraron en la recuperación y Morales volvió a mostrar su calidad, además de marcar el primer gol con un delicioso tiro libre.

La visita planteó el partido en campo rival, con un tridente ofensivo, que encontró el lateral izquierdo como la mejor arma para atacar, ya que en el otro sector, Dario Cvitanich estuvo bien controlado por Lucas Orban. El negocio de los dirigidos por Julio Falcioni, era las subidas de Clemente Rodríguez, complementándose con Somoza y Pablo Mouche.

Tigre por su parte, presentó sus credenciales cuando Morales agarraba el balón, “Cachete” hoy no tuvo un socio a la altura de la circunstancias, Román Martínez definitivamente no jugó bien.

Se ganó uno de esos partidos que marcan un rumbo. Esta alegría era lo que necesitaba un grupo golpeado, para levantar la moral y encarar lo que se viene de la mejor forma. Fue emocionante observar a jugadores corriendo hasta la última pelota, el sacrificio y la garra que tuvo el plantel en la cancha, es algo digno de destacar.

Se viene Olimpo de Bahía Blanca, nuevamente de local.  El Matador tendrá la obligación de ganar si o si. No sirve otro resultado.