domingo, 7 de agosto de 2011

UN PUNTO Y MUCHAS DUDAS




En un partido mediocre, Tigre y Racing empataron 1 a 1. Téofilo Gutiérrez abrió la cuenta para la visita, mientras que Ramiro Leone selló el empate. Flojo debut para los dirigidos por Rodolfo Arruabarrena.

La noche de Victoria se prestaba para ver un partido interesante, entre dos equipos con jugadores de gran jerarquía de mitad de cancha hacia adelante. Sin embargo, fueron escasas las ocasiones de peligro en las dos áreas y los dos planteles quedaron en deuda con su público.

Con muy poco, el conjunto de Diego Simeone le controló el juego al Matador en el primer tiempo. En la única jugada clara, el colombiano Gutiérrez puso el 1 a 0.

Tigre sobre el final, se animó un poco y avisó con un remate de Emanuel Pío, que atajó de forma espectacular Sebastían Saja. Sólo eso y al descanso.

El segundo capítulo mejoró un poco, pero se abusó del pelotazo sin sentido. Arruabarrena mandó a la cancha a Ezequiel Maggiolo y a Nelsón Carrasco. Este último entró enchufado, desbordó por derecha y mandó el centro para que Leone marque la igualdad. Las dos varientes le cambiaron la cara al equipo.

A partir de ese momento, el local le robó la pelota a Racing Club e inclinó la cancha hacia el arco de Saja, pero sin complicar al arquero.

Tigre deberá mejorar en varios aspectos si no quiere tener complicaciones en el futuro. El próximo rival será San Martín de San Juan en condición de visitante.