lunes, 12 de abril de 2010

LA HORA DE LA SIESTA


La defensa de Tigre aprovechó el horario del partido para dormirse una siestita, la cual originó esta dura y vergozoza goleada en contra. La mayoría de los goles de Godoy Cruz de Mendoza, llegaron por la fragilidad y pasividad de los hombres de la última línea del "Matador", a la hora de marcar a los delanteros del equipo local.

Muy poco por decir del conjunto de Caruso Lombardi, más que señalar errores y horrores que un equipo profesional no puede cometer. Daniel Islas tampoco tuvo una buena tarde, ya que no opuso resistencia en los 6 goles que le convirtieron.

Tampoco vale la pena hablar del papelón que hicieron sobre la línea de cal los técnicos de ambos equipos, hombres grandes... Ni mucho menos los festejos de cara a la hinchada visitante, por parte de algunos jugadores resentidos que hoy defienden los colores del "Tomba", pero que tuvieron su pasado en instituciones que hoy penan y desfilan por las categorías menores del ascenso.

Mucho por corregir de cara a los próximos compromisos. Se vienen Estudiantes de La Plata y Vélez Sarsfield, dos de los mejores equipos de la Argentina.