martes, 28 de octubre de 2008

LUNA DE VICTORIA




Mejor imposible! El triunfo de Tigre llegó en el minuto 47 del segundo tiempo. Los cambios le salieron a la perfección a Diego Cagna ya que luego de un pelotazo de Castaño, el paraguayo Ayala le bajó la pelota al Chino Luna que definió con la puntita del botín , para darle a su equipo los 3 puntos y el liderazgo momentaneo del torneo, al menos hasta que juegue San lorenzo su compromiso.
Al conjunto de Victoria le costó encontrarle la vuelta al partido, pero nunca bajó los brazos y tuvo su recompensa en la agonía del mismo.
Los primeros 20 minutos de juego fueron un monólogo del local, que sin hacer mucho, se adueñaba de las acciones, al tener un planteo ofensivo. La chance más clara fue un tiro libre de Morel, que se le complicó a Assmann quien contuvo el balón en dos tiempos golpeándose contra el palo.
La mitad restante del primer episodio, mostró a un Independiente más decidido. Leonel Nuñez tuvo tres oportunidades para convertir, pero las dos primeras se fueron arriba del travesaño y la tercera la atajó Islas. Todos los ataques del Rojo fueron posibles gracias a las apariciones intermitentes de Montenegro.
El segundo tiempo fue todo de Tigre. Si bien no tuvo muchas llegadas manejo el partido pero con algunas impresiciones, sobre todo en defensa y en el mediocampo.
El equipo visitante asustó una sola vez, fue cuando Islas dejó corto un rebote, después de un remate desde afuera del área, el resto del encuentro lo jugó en su propio terreno como si fuese un equipo "chico" que sale a la cancha a buscar un puntito.Cagna se la jugó, al ver el planteo super defensivo del rival, sacó a Rosano y puso un delantero más (Luna), Jeréz, una de las figuras(teléfono Maradona), ocupó el lugar del Uruguayo. Un 3-4-3 para entrarle al 4-4-1-1 de Independiente.
Parecía que el partido se moría en empate, pero Tigre tuvo esa suerte que tienen esos equipos que luego llegan a un final felíz (la otra palabra no se nombra hasta que se consigue el obetivo)
La gente de Tigre esta como loca, el festejo después del pitido de Laverni fue único, jamás se vió tan ilusionada a la hinchada. Los jugadores y cuerpo técnico también festejaron de manera especial. El deselance feliz esta cerca y me alegra formar parte de este cuento.

video video

No hay comentarios: