domingo, 23 de octubre de 2016

CHINO, ENSEÑALE AL KUN...

TIGRE ganó en Victoria 3-1 ante Unión de Santa Fe. Emanuel Britez abrió la cuenta para la visita, mientras que Erik Godoy y Carlos Luna con dos penales dieron vuelta la historia.

Hay que ser honestos y reconocer que el partido de hoy fue un desastre, que el Matador sólo se iluminó en los últimos 15 minutos y con eso le bastó para quedarse con los 3 puntos ante los suplentes del Tatengue. Tigre regaló gran parte del partido, cometió muchos errores en defensa, se salvó por la ineficacia del conjunto de Madelón. Luego llegó el gol de Brítez que cabeceó completamente solo, sin marcas. Al dueño de casa le costó dar dos pases seguidos, mucho pelotazo, falta de conexión en la mitad de cancha, escasez en el ataque y dos lesionados, Morales e Iñíguez. Situaciones que terminaron redondeando un combo nefasto en esa primera etapa.

El segundo tiempo arrancó igual, Tigre sin encontrarle la vuelta al partido, impreciso y sin poderío en la ofensiva, hasta que ingresó Federico González. El delantero le cambió la cara al equipo y se complementó bien con Luna. La primera jugada de riesgo fue un remate de González que el arquero Nereo Fernández desvió al corner. Tras ese saque de esquina llegó el gol de Godoy. A partir de ese momento el Matador fue otro. La gente comenzó a empujar al equipo hacia adelante y llegaron los dos penales a González. El goleador y eterno Chino Luna los cambió por gol. 

Todos se fueron contentos, eso no se puede negar. Sin embargo hay que prestar atención a los horrores que hubo para no volver a cometerlos. Fue uno de los peores partidos del ciclo del actual cuerpo técnico. Hoy la suerte estuvo de nuestro lado, pero no se vive de fortuna.

El próximo partido será en el sur ante Lanús. Esperemos que Tigre pueda repetir lo hecho en Bahía Blanca y no lo visto en el Jose Dellagiovanna.