domingo, 1 de noviembre de 2015

LEJOS DEL ARCO

TIGRE cayó en su visita a la Bombonera 1-0. Fabián Monzón marcó el único gol con el que Boca Juniors se consagró campeón. El Matador se aleja de la liguilla pre Libertadores.

Que difícil, es complicado ganar un partido si no jugás cerca del área rival. Tigre no inquietó a Orión en los 90´de juego. El Matador se paró tácticamente para defender su meta, pero se olvidó de que al fútbol se gana con goles.

Los dirigidos por Gustavo Alfaro, tuvieron todo controlado hasta que los resultados en canchas ajenas, comenzaron a favorecer a Boca. A partir de ese momento, el dueño de casa bajó un cambio a su nerviosismo y jugó con más tranquilidad.

Sobre el final del PT, el Matador se durmió en un córner y Monzón apareció a la carrera para estampar con un testazo el 1-0. Hasta ese instante, los de Victoria habían jugado a un nivel correcto en la zona defensiva.

En la segunda mitad, los de Arruabarrena justificaron el triunfo con algunas llegadas del uruguayo Lodeiro (se perdió un mano a mano y estrelló un tiro libre en el travesaño) y con la recuperación en la mitad de la cancha por parte del juvenil Cubas.

Tigre respetó mucho a los locales, no debió ser así,  sobre todo en un torneo donde cualquiera le puede ganar a cualquiera. En los últimos minutos pareció haberse conformado con perder por la mínima diferencia.

Hoy hay que destacar a Martín Galmarini, que no se achicó a la hora de marcar a Carlos Tévez. Jugó con mucha autoridad y compromiso. Japo Rodríguez tuvo un buen primer tiempo. Los demás no sobresalieron.


Tigre intentará cerrar el año de la mejor manera ante Racing Club en casa. VAMOS MATADORES!!!