lunes, 13 de abril de 2015

NOCHE DE GOLAZOS

Triunfo de TIGRE 2-0 ante Estudiantes de La Plata. Wilchez y González Pírez los goleadores. Dos golazos para decorar la fiesta en la noche de Victoria. La gente ya palpita el duelo ante Nueva Chicago, pero primero se viene Huracán.

Wilchez y González Pírez, los dos grandes artistas que tuvo el José Dellagiovanna en este partido contra Estudiantes, Dos golazos para enmarcar y colgar en el rincón de los recuerdos imborrables. Tigre golpeó de entrada con la pincelada al ángulo del “diez” Matador, y liquidó la historia con la obra maestra del defensor que se vistió de habilidoso, gambeteó a dos rivales, pared con el Chino Luna y gritarlo con el corazón. Dos grandes conquistas para dejar en claro que Tigre sigue vivo a pesar del traspié en San Juan.

El Matador siempre tuvo la mentalidad puesta en el arco rival, aunque tuvo algunos pasajes donde se relajó y permitió que el elenco platense se aproxime a la valla defendida por Javier García. El arquero tuvo una atajada espectacular, luego de un certero cabezazo tras una pelota parada a favor del Pincha.
El último tramo del juego, tuvo al dueño de casa controlando el balón ante un conjunto de Mauricio Pellegrino destrozado física y anímicamente.

Para destacar las actuaciones de Martín Galmarini, quien no sólo fue un muro impenetrable en la zona defensiva, sino que también fue una buena opción de salida y aguantó los 90’. Facundo Sánchez fue otro de los destacados, el sector derecho fue una autopista sin peaje para el mediocampista que reemplazó a Kevin Itabel. En definitiva, la defensa estuvo muy firme.

El mediocampo sufrió las bajas de Paglialunga y Wilchez, sin embargo Pelletieri y Castro se amoldaron al trabajo táctico elaborado por el DT y se acoplaron de manera correcta con Joaquín Arzura.

En la delantera el Chino Luna hizo lo que quiso, le faltó anotar. Autor de las dos asistencias en los goles y ayudando en cada córner rival, como si fuera un defensor más. Marcelo Larrondo no se destacó, pero aguantó todo el encuentro a Desábato, Schunke y Domínguez, duros defensores si los hay.

En definitiva, TIGRE redondeó una victoria justa e importante para escalar en el torneo. 15 puntos que permiten ver hasta dónde puede llegar este plantel si se lo propone.

Lo único para lamentar son las lesiones. Wilchez, Paglialunga y el Chino terminaron golpeados. Estos se suman a las lesiones previas de Rincón, Itabel, Godoy y Bertoglio. Ojalá se puedan recuperar la mayor cantidad de soldado para el sábado.


El próximo partido será ante Huracán en el Ducó. Luego habrá tiempo de pensar en recibir a Nueva Chicago, rival al que los hinchas están esperando desde hace casi 8 años. VAMOS MATADOR!!!