lunes, 11 de agosto de 2014

MUCHO POR MEJORAR

Debut con derrota para Tigre en el Torneo Transición en condición de local. Vélez se impuso 1-0 en el final con gol de Milton Caraglio. Esto recién comienza, pero Fabián Alegre tiene mucho en lo que trabajar.

Hay mucho para laburar Matador, muchas cosas por cambiar, no se puede improvisar desde el arranque. ¿Cuando van a entender los DT´S, que hay jugadores que no funcionan en determinada posición? Vamos con ejemplos concretos. Galmarini no puede jugar de “4”, nunca lo fue, no siente la marca, siempre jugó como carrilero por derecha y de allí no se debe mover. Es una locura sacrificar a uno de los mejores jugadores del semestre pasado como lo fue Erik Godoy, sólo por un capricho. Dejar en el banco a un tipo completo que te puede jugar como central o como lateral por derecha, es darle ventaja al rival. Otro jugador al que están incinerando es al Griego Emiliano Ellacopulos. Ya quedó demostrado el torneo pasado que el andaribel derecho no es su fuerte. Sus mejores actuaciónes se vieron del medio hacia la izquierda, pero estos planteos son el mundo del revés. Lucas Jansón de “9”... Pobre pibe, jugando al llanero solitario, corriendo todas las pelotas, poniendo voluntad, marginado en el frente de ataque, chocando con los duros defensores, sin compañía. Otro jugador al que van prendiendo a fuego lento. Janson puede ser clave en la ofensiva, con algún delantero de peso al lado por supuesto.

El Matador debe hacerse fuerte de local, se tiene que ganar el respeto de los rivales, necesitamos que nuestra cancha se transforme en una fortaleza. Que el que quiera llevarse algo, se lo gané con méritos, que le cueste. Acá les abrimos la puerta y dejamos que hagan lo que se les canta. Tuvimos superioridad numérica durante toda la segunda etapa y no logramos incomodar a los de Liniers. Ellos además del gol, hicieron trabajar a Javier García. Nosotros la única jugada de riesgo fue la del Chino Luna que se fue por arriba. Una sola chance en 90 minutos!!! bueno, no es algo nuevo para nuestros ojos, lo sufrimos el semestre anterior. Un plan muy mezquino partido a partido que ya fastidia. De local no hay que salir a empatar, hay que ganar.

Esto no es de ahora, no es que la gente pierda la rápido la paciencia. Los hinchas vienen arrastrando esta sequía de gritos desde hace un par de meses. Al entrenador se lo ve muy cómodo. Claro, es el inicio del certamen, no hay descensos, etc. Quiero recordarle, que hubo un DT que nos dio un ascenso, dos subcampeonatos, una clasificación a la Copa Sudamericana, pero que volvió y se fue en la sexta fecha porque no encontró una idea de juego y los jugadores no le respondían. Acá en Tigre muy pocos tienen el cielo ganado. A esta hinchada no le podés vender espejitos de colores.


Hay tiempo para reaccionar, realizar cambios, encontrar el equipo. Da bronca arrancar así porque este es el último torneo corto, después va a ser más complicado bordar la primera estrella. El sábado en Bahía Blanca hay que comenzar a contruir un camino más favorable. VAMOS MATADOR!!!