domingo, 10 de junio de 2012

COLORADO LE QUEDÓ EL...



Tigre venció a San Lorenzo por 3 a 1 y abandonó  la zona caliente de los promedios. Ezequiel Maggiolo y Román Martínez por duplicado para el Matador. Leandro Romagnoli había descontado para la visita. Pablo Lunati tuvo una discreta actuación. Quedan 2 finales.

Mucho circo hubo en estas dos semanas, el parate por las eliminatorias dejó lugar para todo. Un pobre pibito de cabello colorado tildado de “mufa”,  fue el centro de la escena, tapa de diarios con una fotito de Javi García, notas en los canales de TV, pensaron que con eso era suficiente para ganarle a Tigre. Se habló mucho durante estos días. El caso Buffarini se instaló en la agenda de los medios de comunicación. Desde el seno azulgrana, se la pasaron con el micrófono en la mano. ¿Tigre?… Tigre habló en la cancha…

El Matador ganó porque salió a jugar el partido como una verdadera final, en cambio los de Caruso Lombardi salieron a quedarse con un puntito. El dueño de casa apretó de entrada y avisó en 3 oportunidades. Lo tuvieron Maggiolo, Echeverría y Luna. La cuarta fue la vencida. Tras una pifia de Botinelli, el “Lechuga” Maggiolo la mandó a guardar junto al palo derecho de Pablo Migliore.

Los dirigidos por Rodolfo Arruabarrena fueron superiores en todos los aspectos del juego. San Lorenzo dependió mucho de lo que podía generar Néstor Ortigoza. Sólo inquietó con un remate desviado de Emanuel Gigliotti, tras una desinteligencia defensiva de la última línea tigrense. 

En la segunda etapa, cuando el “Cuervo” comenzaba a insinuar sus armas en ataque, con los ingresos de Carlos Bueno y Romagnoli, llegó el segundo grito de la tarde. Diego Morales, que había pasado inadvertido en todo el primer tiempo, armó una linda jugada para habilitar a Román, quien con pifia de por medio, aumentó el marcador.

San Lorenzo, herido, comenzó a manejar la pelota con “Pipi” Romagnoli como abanderado. El enganche fue el encargado descontar con un tiro libre que no pudo sacar Javier García.

Después de las correctas expulsiones de Enzo Kalinski  y Walter Kannemann, el dueño de casa comenzó a tener la pelota, y más allá de algún sobresalto y errores en los pases, pudo liquidar el juego. Román Martínez  marcó su doblete tras una linda sincronización con Morales y Diego Ftacla.

Una fiesta en las tribunas. Antes, durante y después del encuentro la gente alentó como siempre. Se viene un duro encuentro con Vélez en Liniers. Tigre fuera de la promoción y peleando el campeonato. Vuelvo a repetir, quedan 2 finales…