domingo, 10 de abril de 2011

TODO MAL



Noche negra para Tigre en Victoria, no sólo por la derrota por 1 a 0 ante All Boys, sino también porque Andrés Rodales se vio involucrado en los incidintes en el final de partido y fue informado por el árbitro Sergio Pezzota. El defensor (de buen nivel) se perdería el encuentro frente a Boca Juniors en la próxima fecha.

El Matador manejo la pelota y el partido pero jamás inquieto a la visita, que se llevó un triunfo gracias al gol de Hugo Barrientos. Esta caída hace olvidar los valiosos puntos conseguidos en Avellaneda ante Racing Club, y deja al equipo mal parado de cara lo que viene.

Es increible, pero Tigre volvió a regalar un tiempo, algo que ya había hecho en el empate 2-2 frente a Godoy Cruz. Rodolfo Arruabarrena tendrá que hacer hincapié en ese detalle. Los jugadores arrancaron con todo y después del gol del "Albo", se cayeron y no crearon situaciones.

Los intentos desesperados de buscar al "Salvador" Stracqualursi no prosperaron. El goleador no tuvo chances claras para convertir.

En los minutos finales los locales adelantaron las líneas y quedaron expuestos a los contraataques de All Boys. En esos momentos apareció Daniel Islas para salvar su valla.

El pitido final desató una trifulca entre los jugadores por una supuesta cargada de un jugador visitante. Los dos Uruguayos. Andrés Rodales y Juan Pablo Rodríguez fueron los señalados por el juez en el informe.