lunes, 21 de marzo de 2011

A MANO ARMADA

Segunda derrota consecutiva de Tigre, esta vez contra un rival directo por la lucha de los promedios. Fue triunfo 2 a 1 de Gimnasia(LP) en el bosque, en un partido polémico, donde el árbitro Germán Delfino incidió directamente en el resultado, perjudicando con sus errores al "Matador". El juez obvió dos penales a favor de la visita y el "horror" más importante que cometió, fue anularle un gol a Martín Galmarini por una supuesta mano que no fue... Ah! para completarla, en la misma jugada, segunda amarilla y afuera el volante tigrense.

Del juego se puede decir que Gimnasia fue superior en el primer tiempo, aprovechando las facilidades que brindaba Tigre en el fondo. Diego Morález pegó primero para los dirigidos por Rodolfo Arruabarrena y luego Juan Neira en dos oportunidades dio vuelta el marcador para alegría de los "Triperos". Con un hombre menos, los de la Zona Norte no bajaron los brazos y emparejaron las acciones pero no les alcanzó para llegar al empate.

Es dificil en el análisis no hacer hincapié en los errores arbitrales, pero ya es tarde para reproches. Este fin de semana hubo varios equipos perjudicados por los "hombres de negro" y seguramente la AFA tendrá que observar esos detalles, por que hay clubes que se están jugando la vida en cada partido y las equivocaciones fueron groseras.

En el Coliseo de Victoria será la próxima cita, cuando Tigre reciba a Godoy Cruz de Mendoza.