domingo, 10 de octubre de 2010

¿JUSTO VOS?




Matías Giménez, aquel muchacho que vino de Misiones hace varios años y que de la mano de Ricardo Caruso Lombardi hizo sus primeras armas en el fútbol profesional, hoy le dio una cachetada al equipo que lo vio nacer como jugador y a toda esa gente que lo castigó de principio a fin con silbidos e insultos al por mayor.

El partido fue parejo, no hubo muchas jugadas de riesgo en los arcos, sólo se rompió el marcador con los remates de Giménez y Cristian Chávez y con el empate transitorio del goleador de Tigre, Denis Stracqualursi.

Un empate hubiera sido lo más junto para este encuentro, pero la realidad de este deporte nos dice que gana el que mete la pelota adentro el arco, eso hizo Boca Juniors y se llevó el triunfo.

Claudio Borghi respira. Ricardo Caruso Lombardi deberá trabajar en la semana para recuperar anímicamente a los jugadores, y asi poder afrontar de la mejor manera el partido del próximo viernes ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro.

video