viernes, 15 de octubre de 2010

DOLOR DE CABEZA



Solo...solísimo cabeceó Juan Menseguez ante la mirada inocente de los defensores de Tigre. Era el 1-0 en favor de San Lorenzo a los 4 minutos del primer tiempo. En la segunda parte otro testazo a la red, esta vez por parte de Sebastián Balsas, terminó de liquidar las aspiraciones del conjunto de Ricardo Caruso Lombardi, que no pudo levantarse de la caída sufrida ante Boca Juniors el fin de semana pasado.

Con el gol tempranero, los dirigidos por Ramón Díaz manejaron el juego a su antojo, sin sobresaltos, ante un rival que no mostró sus garras, desafiladas desde hace un par de fechas... Y para colmo de males, Juan Carlos Blengio, quien volvía a jugar tras su vuelta del fútbol griego, volvió a resentirse de la lesión que lo había marginado por un tiempo de las canchas y debió dejar su lugar a Cristian Trombetta.

Tigre se hunde de a poco, por momentos muestra signos vitales, pero se vuelve a caer. El resultado no terminó en goleada por la ineficacia de los delanteros del "Ciclón" y por las atajadas de Luis Ardente.

Si repasamos los goles que le convirtieron al "Matador" de Victoria en lo que va del campeonato, la mayoría fue por errores defensivos. El DT seguramente trabaja durante toda la semana en estos aspectos, pero a la hora de jugar por los puntos todo sale mal.

¿Qué más se puede pedir cuando un equipo perdió la confianza en si mismo? ¿Cómo hacer para que este plantel no se acostumbre a las derrotas? ¿Podrá Caruso Lombardi revertir esta situación o le dejará el lugar a otro? Esas son las incógnitas que sobrevuelan los cielos de la Zona Norte del gran Buenos Aires y que se revelarán durante la semana. El próximo partido será de local frente a Olimpo de Bahía Blanca, una buena oportunidad para volver a levantar vuelo.