martes, 3 de noviembre de 2009

PONÉ A LA HINCHADA...


Si el reglamento del fútbol argentino avalaría que los hinchas puedan jugar seguramente Tigre no estaría en el último puesto de la tabla del torneo.

La gente alentó desde el pitazo inicial hasta aún después de conocer el resultado final. Le ganó por goleada a la hinchada de Newell’s que sólo alentó cuando el equipo de Roberto Sensini se adelantó en el marcador.

Diego Cagna fue el más ovacionado de la noche nublada de victoria, esta vez, la gente utilizó esa cualidad que tenemos los humanos llamada memoria, esa misma que parece haber perdido cuando Martín Morel toca la pelota, olvidando todo lo que el "10" le dio al club. No sería de extrañar que en algún momento aparezca el trapo con la leyenda "Perdón Morel", algo que en Argentina se está acostumbrado a ver, hoy eres "Dios" y mañana el "Diablo".

Del partido ante los rosarinos se rescatan la garra y el coraje que recuperó el "Matador" en los últimos partidos, pero eso no es todo lo que se necesita. Es primordial tener un buen nivel de juego y consolidar nuevamente la línea defensiva.

Una nueva derrota que deja al equipo a la deriva pero con la esperanza que de Tucumán es posible traerse los 3 puntos contra un Atlético que viene de capa caída.
video

1 comentario:

lunanormita dijo...

la hinchada de tigre es la mejor,en las buenas y en las malas segimos alentando a nuestro equipo,la hinchada de tigre siempre esta de fiesta.vamos tigre que este mal momento ya va a pasar.aguante el matador.....soy de tigre,soy de tigre soy de tigre yoooo sooooyyy.