domingo, 2 de noviembre de 2008

UN RIVAL MUY DURO



Si el rival era Argentinos Juniors y el lugar del cotejo era el Estadio Diego Maradona en La Paternal, ya se sabía lo que se avecinaba para el equipo visitante: un partido durísimo...un dolor de cabeza. Y lo fue... Tigre perdió la oportunidad de asegurarse el primer puesto del torneo. Como todo partido trabado, se definió con dos pelotas paradas. En dos minutos el equipo de Gorosito liquidó el partido con dos tiros libres inventados por el árbitro Pablo Lunati. Más allá de los errores del juez, el Matador falló en esas dos faltas directas. El primero se lo comió Daniel Islas, cuando el envió de Carlos Recalde se le fue cerrando y no pudo reaccionar con propiedad para evitar la caída de su valla. En el otro poco tuvo que ver el arquero pero la defensa descuidó a Ignacio Canuto que marcó la diferencia abultada en el marcador, que para ese entonces no era merecida ya que el local no había demostrado supremasia en el juego.
Tigre solo tuvo cuatro chances claras en el partido: Dos de Martín Morel, una por tiempo: en el primero definió ante el arquero Sebastián Torrico y sobre la línea del arco apareció Matías Caruzzo para "salvar las papas". La otra oportunidad desperdiciada por el enganche de Tigre fue en una buena conbinación de movimientos de Leandro Lázzaro quien le dejó servido el balón dentro del área y Morel se la entregó a las manos al arquero.
Mal partido para los volantes ofensivos del equipo de Diego Cagna, Morel y Matías Giménez repitieron el bajo rendimiento que tuvieron en el encuentro frente Independiente. Sebastián Rusculleda, que entró en el complemento casi convierte de tiro libre y Carlos Luna estrelló un remate cruzado en el palo, asi quedó a las claras que no fue la tarde del Matador.
Ni siquiera el planteo táctico (3-4-3) que puso en el segundo tiempo el técnico de Tigre pudo derrumbar el sólido muro que estrategicamente levantó Argentinos Juniors en la zona defensiva. El equipo local podría haber aumentado el marcador con un par de ocaciones que desperdició Nicolás Pavlovich.
El conjunto de la Zona Norte no debe conformarse con esto que esta logrando. Tiene que mentalizarse en que se puede lograr el objetivo, que nada es imposible en el fútbol argentino y que la gran campaña que se esta realizando no es un invento, es una realidad.

Goles en el primer tiempo: 35’ Carlos Recalde (AJ), 37’ Ignacio Canuto (AJ).

Cambios en el segundo tiempo:0’ Carlos Luna por Rosano (T), 8’ Andrés Scotti por M. Martínez (AJ), 15’ Sebastián Rusculleda por M. Giménez (T), 22’ Néstor Ayala por Lázzaro (T), 24’ Andrés Romero por Hauche (AJ), 38’ Gonzalo Prósperi por Ortigoza (AJ).


Arbitro: Pablo Lunati (mal)
Cancha: Argentinos Juniors

1 comentario:

Ani dijo...

Te dije que la cancha de Argentinos iba a ser difícil
Igual no tienen todo perdido....acordate que tu DT pasó por la universidad (BOCA JUNIORS)

Besos
ani
Bosterísima de Avellaneda