domingo, 18 de mayo de 2014

CORAZÓN DE TIGRE

Triunfo de TIGRE en la última fecha ante Estudiantes de La Plata por 2-1. Guido Carrillo abrió la cuenta para el Pincha, mientras que los pibes Kevin Itabel y Erik Godoy, le dieron el triunfo a los dirigidos por Fabián Alegre. El Matador acumuló 24 puntos.

Casaca atigrada estrenó este Tigre, y sacó las garras para dejar herido a un león y lo dejó con las ganas de gritar campeón en la fresca y hermosa tarde de Victoria. Lejos de ver un equipo relajado por haber asegurado la permanencia en Primera la semana pasada, el Matador salió a jugar este encuentro con mucha autoridad y con ganas de quedarse con los tres puntos.

 La visita tuvo sus chances, pero nunca pudo controlar el juego, jamás mostró la chapa, eso que se necesita un candidato al título. Los platenses fueron muy tímidos, plantearon el partido muy retrasado en el campo, y esa mezquindad en la elaboración se vio reflejada en el resultado final. Lo poco que pudieron generar, se desvaneció en la figura de Damián Albil, quien reemplazó en el arco al lesionado Nicolás Navarro.

Tigre siempre lo buscó, a pesar de ir abajo en el marcado tras el gol de Carrillo, nunca bajó los brazos y llegó al empate tras un lindo quiebre de cintura de Itabel dentro del área, para luego sentenciar al arquero Geronimo Rulli. 1-1 y al entretiempo.

En el amanecer del segundo capítulo, el Matador sentenció el resultado. Itabel asiste de cabeza a Nahuelpán, este la toca al medio para que Erik Godoy, SI GODOY, llegue al área como un delantero más y defina entre las piernas de Rulli para el 2-1. Una alegría inmensa para el pibe que realizó un campeonato bárbaro en la defensa tigrense.

Con las expulsiones de Franco Jara y luego de  Jonathan Schunke, todo se hizo sencillo para el local, más allá de algunos desajustes, el juego nunca cambió de dueño.  

Los restantes minutos sirvieron para ver en cancha a dos ídolos que tal vez ya no defiendan la camiseta de Tigre: Diego Castaño y Ramiro Leone. Al parecer no serían tenidos en cuenta para la próxima temporada. Es una lástima, porque este tipo de personas, merecen retirarse con la del Matador puesta. Dolería verlos con otra camiseta, como pasó con Daniel Islas, Chimi Blengio, Leandro Lázzaro. Jugadores que la gente nunca se los olvida, pero que parece que a otros no les importa. En fin, siempre estarán en los corazones y el recuerdo de los verdaderos hinchas.


Ahora se viene el receso, algunos jugadores se irán, a otros habrá que renovarles o mejorarles el contrato. También hay que traer refuerzos de categoría. A no dormirse…