sábado, 18 de junio de 2011

ESTA PROMO NO ME INTERESA



"La promoción, la promoción se va a la..." es el himno de moda en el vestuario visitante del estadio Diego Armando Maradona. En La Paternal, Tigre igualó 1 a 1 frente a Argentinos Juniors y se olvidó del sufrimiento. Nicolás Blandi abrió el marcador para el dueño de casa, mientras que Román Martínez puso el empate que selló el marcador y la salvación.

El nerviosismo y el conformismo, hicieron que por momentos se olvide lo malo que fue el partido. Un bodrio por donde se lo mire. Tigre no jugó a nada en los primeros minutos, donde los de Pedro Troglio aprovecharon esa siesta del "Matador" para ponerse en ventaja. Luego de esto, la visita reaccionó, tomó dimensiones de lo que se estaba jugando y llegó al empate por intermedio de Martínez. El volante se encontró el balón en el área y con total libertad, lo mandó adentro del arco defendido por el arquero Ojeda.

A partir de la igualdad, el juego se emparejó, los equipos se repartían la pelota y no generaban peligro. Ese fue el final del primer capítulo. Los hinchas tigrenses, que acompañaron en gran número, con los ojos en La Paternal, pero con los oídos en Núñez y en Quilmes.

El segundo tiempo fue un poco más "vistoso". Tigre se replegó en el fondo y recién comenzó a animarse con la expulsión de Santiago Gentiletti a los 30 minutos. Rodolfo Arruebarrena mandó a la cancha a Denis Stracqualursi, para acompañar a Diego Morales, quien estuvo muy solo en la primera mitad. Sin embargo el goleador no pudo modificar el resultado.

Tigre no jugará la promoción, llegó a los 25 puntos en el torneo, al igual que en el Apertura pasado. La próxima temporada será la más dificil. El equipo comenzará muy abajo y las claves para no sufrir serán: Mantener esta base, no desmantelar el plantel, hacerse fuerte en casa y seguir con el mismo nivel como visitante. Si se cumplen esos requisitos, no se volverá a pasar este calvario.