sábado, 11 de septiembre de 2010

CASTAÑAZO




Tigre necesitaba este triunfo. Porque debía ratificar lo hecho ante Quilmes, para volver a hacerse fuerte en su cancha, pero principalmente porque Gimnasia de la Plata era uno de los rivales a vencer pensando en la lucha por mantener la categoría.

Al principio les costó a los jugadores adaptarse al terreno de juego, el cual se encontraba bastante rápido debido a la incesante lluvia, que cayó sobre el estadio antes y durante el primer tiempo.

El resultado se abrió gracias a un zapatazo de Diego Castaño desde fuera del área. Este gol le dio confianza al "Matador", que sin lucirse, comenzó a manejar la pelota y a adueñarse de todos los sectores del campo. Gimnasia seguía siendo un espectador de lujo.

En el inicio de la segunda mitad, los dirigidos por Caruso Lombardi liquidaron el encuentro. Fernando Telechea sentenció a Gastón Sessa con un cabezazo impecable luego de un gran centro de Ribair Rodríguez.

Después del segundo tanto, Tigre siguió controlando el balón y sólo dejó al conjunto de Diego Cocca aproximarse al arco de Luis Ardente, para que el arquero haga su aparición en el juego con dos grandes atajadas.

Román Martínez y Castaño fueron los puntos más altos de este equipo que a fuerza de sacrificio y humildad, comienza a salir de los puestos más bajos de la tabla.