sábado, 19 de noviembre de 2016

DERROTA EN CUYO

TIGRE cayó en Mendoza ante Godoy Cruz 2-1. Ángel González y Jaime Ayoví los goles del local. Carlos Luna descontó para la visita.

Se cortó la racha del Matador, venía dulce el equipo de Pedro Troglio, pero no pudo ante los mendocinos. La defensa estuvo muy tímida a la hora de la marca. En el primer gol González entró pidiendo permiso, nadie fue capaz de reventarla a la tribuna. Espectadores de lujo mientras el jugador del Tomba la mandaba hacia a la red. Al rato nomás el ecuatoriano Ayoví cabeceó solo en el área chica. Error compartido entre el que dejó la marca y Nelson Ibañez. El arquero se quedó clavado en la línea de cal, en vez de salir a cortar el centro. 2-0 y a remarla.

A Tigre le costó horrores generar juego porque Cachete Morales estuvo en un nivel bajísimo. Alexis Castro fue quien tomó las riendas del juego. Tras un pase de Morales, Castro definió  ante la salida del  arquero Rey que alcanza a taparla, aunque apareció el Chino Luna para quien la empujó adentro ante el cierre de un defensor. Eso fue lo ultimó del primer capítulo.

La segunda mitad fue mejor para la visita, a pesar de que las más claras las tuvo el conjunto dirigido por Méndez. Ibáñez tapó unas cuantas y a pesar de tener culpas en el segundo gol, terminó redondeando una buena actuación.

Es una lástima esta derrota porque Tigre no fue inferior a su rival. Desperdició dos tiros libre desde una buena posición (uno dentro del área) y el otro para los pies de Castro que decidió ejecutar Diego Morales mandando un centro intrascendente. En la etapa final se vio un equipo plagado de jugadores de las inferiores que de a poco comienzan a sentirle el gustito a la primera división.


Se vienen dos partidos como local, primero Quilmes y luego Aldosivi. Ganando esos dos encuentros nos olvidamos de la mala visita a tierras cuyanas. Hay que corregir errores defensivos para poder llegar a buen puerto.