martes, 22 de enero de 2013

LE FALTA RITMO



Por el partido de ida del repechaje de la Copa Libertadores, Tigre derroto en casa a Deportivo Anzoátegui por 2 a 1. Los goles fueron convertidos por el debutante Gabriel Peñalba y Leandro Leguizamón. Jeremías Caggiano había abierto el marcador. La revancha será en Venezuela la próxima semana.

Le costó al equipo entrar en ritmo, hace poco termino la pretemporada y se notó la falta de rodaje a pesar de los amistosos de verano. Tigre atacó en los primeros 45 minutos de forma desordenada y por eso se fue con las manos vacías. Los venezolanos fueron más efectivos, avisaron en el comienzo y luego ajusticiaron en una jugada aislada por intermedio del argentino Caggiano.

En la segunda mitad las cosas cambiaron, en realidad el Matador siempre propuso, pero esta vez con una idea definida. Comenzó a tocar, a abrir la cancha, el medio campo pudo acomodarse y el ingreso de Matías Pérez García, le dio la chispa necesaria para dar vuelta la historia. Primero Peñalba capturó un rebote en el área y definió arriba cruzado para el empate.

 La victoria llegaría desde el banco, en los pies de leguizamón, quien desvió un centro con la cabeza para el 2-1. Ruben Botta tuvo el tercero pero el arquero se lo negó. El joven sanjuanino, pecó de egoísta y prefirió la individual cuando tenía a dos compañeros en mejor posición para convertir. Sobre el final Moreno tuvo el empate pero Javier García salvó con una atajada espectacular.

Se logró un triunfo y eso es importante. Ahora el plantel deberá viajar al norte de Sudamerica y conseguir la clasificación a la fase de grupos. Habrá que cambiar la imagen, ya que algunos jugadores rindieron menos de lo esperado. Este grupo supo hacerse fuerte en Colombia, esperemos que Venezuela no sea la excepción.